feed

[Valid Atom 1.0]

miércoles, 9 de julio de 2008

Instante gracias al hada...


Mentiría si dijera que tengo recuerdos. Soy el que soy, aunque no sé lo que soy. Cuando me creo reconocer me suena nuevo mi ver, cercano a mi quehacer, lejano de la mayoría de pensamientos que son sólo, para entumecer. Los recuerdos, no son sólo pasados, creo que también conceptos de la vida, lejanos de ella, distantes y que forman parte del aprender sin saber que aprendía. Errores no, escalones. Puertas no, visagras. Camino tampoco, solo recodos, llenos de un caminar de fascinación, desde el espejismo de lo que parece y vividos con el riesgo de la comodidad o el atrevimiento de la supina ignorancia... Hoy no hay ese temor, porque la vida de verdad no lo lleva. Hoy debe haber humildad, sin apariencia que discuta la verdad, sin la impresión que tenemos de ella, debido a la aparente necesidad. No debe haber mayor necesidad que vivir la verdad y para ello, el propio ritmo es fundamental. Para unos es mente, para otros corazón, para otros silencio y observación... para mí el conjunto de todo, sintiendo que cada cosa está en su lugar y desde ahí, el presente es fruto de la propia reinvención que somos cada latido, así la vida es y está, porque nosotros somos y estamos...

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

9 comentarios:

María dijo...

Todas las personas tenemos recuerdos, tanto positivos como negativos, no podemos eliminar de nuestro subsconsciente los momentos vividos en nuestras vidas, que casi todos se quedan en nuestra mente como recuerdos vividos y pasados, lo que sí debemos hacer es intentar que no salgan a nuestra luz los malos recuerdos porque esos lo único que hacen es perjudicarnos, y lo que debemos hacer es intentar tener siempre presente los recuerdos más bellos, los que nos dan luz y energía, los que nos hacen alimentar.

Pero tampoco debemos vivir de recuerdos, únicamente, se debe vivir el presente para poder sentir la vida a cada instante, con sus cosas positivas y negativas, unas como rosas y las otras como espinas.

Un beso con una flor sin espinas.

AHEO dijo...

Para que un hada toque un corazón, debe existir un céfiro que sutilmente la llame.Sé que entiendes. Besote

Esther dijo...

Yo diría que los recuerdos son parte del pasado incrustada en el presente para permitirnos mejorar respecto a él y no cometer errores pasados..

Besos

Sara M. dijo...

Somos el producto de lo que vamos viviendo.

Un besazo.

Emig dijo...

Sara... tu frase es de esas que cada vez que lees la recuerdas y te quedas con la siempre sensación de lo cierta que es y las pocas veces que la tienes presente cuando no la lees de nuevo o no te acuerdas...
Hoy me siento como el Mac, cuando se reinicia con su bienvenido...
Gracias!
Un beso

María dijo...

Jajaja Emig sólo has visto el último comentario.

Un beso.

Emig dijo...

María!!! tienes toda la razón! jajaja
Tu comentario es como un viaje al tiempo presente. La sencillez con que defines la vida como un conjunto de instantes llenos de lo positivo y no negativo, es, en definitiva, lo que hay en cada paso o cada reposo que hacemos, no obstante, mirar hacia el horizonte, aunque pisando firme en donde estamos, aunque lo que vivamos sea nuevo, debe ser sin duda, uno de los propósitos más firmes en nuestro talante y aspiración ante la vida...

Un beso y un placer leerte, esta vez acompañado del perfume de esa flor que no tienes, porque eres...
Gracias.

Emig dijo...

Aheo. Fue y sigue siendo una maravilla la compañía de tus palabras. Y no lo digo como hada, sino como céfiro. Gracias.
Un beso

Emig dijo...

Esther... hola! Cierto para mí es lo que dices, pues si los recuerdos sirven de apredizaje, tienen así un buen sentido. Que nos acompañen de esa forma, o cualquiera que nunca sea ningún lastre, hace del camino el presente que debe ser, liviano unas veces, denso otras, pero siempre en la justa medida.
Un beso