feed

[Valid Atom 1.0]

lunes, 24 de noviembre de 2014

Me pregunto sobre la mente humana

Comienzo con una frase que no es mía: 
"La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente", afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro "¿y tú qué sabes?"

¿A qué llamamos Naturaleza? ¿Por qué estamos cada vez más separados de ella? ¿Qué nos separa de la Naturaleza? Se nos habla en determinados círculos sobre la potencia de la mente y del pensamiento. El ser humano sigue siendo un completo desconocido para sí mismo. Me pregunto ¿quizás porque se ha alejado de la Madre Naturaleza? 
Observo que la Naturaleza no produce crisis, no genera desasosiegos aunque responda a nuestras formas de vida cada vez menos respetuosas con el Planeta... Es el ser humano, es la educación que hemos asentado en las distintas sociedades que nosotros hemos creado, es la cárcel del sistema que llamamos sociedad, es el separatismo que nace y crece en las mentes lo que influye con notoriedad en la decadencia que estamos viviendo. Porque detrás de las políticas, las situaciones particulares, familiares y del orden que sea, siempre hay un ser humano que las está moviendo. Entonces, ¿cómo estamos programando nuestras neuronas? Supongo que cada vez más a lo "smartphone" pero sin antivirus...
Todo el potencial de creatividad, de comunicación, de compartir se está esfumando gracias a las tecnologías que, siguiendo las pautas del sistema de consumismo desaformado inundan las ciudades de Planeta y revuelven las esencias y sensibilidades en unas formas de vida programadas para creer en lo que estamos creando... Y mientras la Madre Naturaleza sigue su curso natural, evolucionando y adaptándose a nuestras idiosincrasias formuladas desde mentes enfermizas que no reconocen que lo son, o bien están tan contaminadas que no les importa el mal generado, y lo bien que están haciendo el trabajo de convertir la conciencia individual en una masa borreguil agobiada y comprimida por unas leyes secundadas por una mano negra que nunca será visible, ni siquiera cuando sea demasiado tarde.


¿Hace mucho que no te paras, lector de estas líneas, a observar una sencilla hoja de cualquier árbol, y te permites dejar llevar desde la imaginación y la sensibilidad más silenciosa de que eso que estás mirando, puedes sentirlo y percibir que hay vida, y significado de vida?
¿Hace mucho que no te preguntas si puedes imaginar algo que sea tan impersonal, que nada tiene que ver contigo, pero sientes que lo evoca tu corazón? ¿Cuánto tiempo podrías estar con el móvil apagado y en silencio hasta escuchar algo nuevo de verdad?
¿Acaso el interior ha dejado de existir porque no es un gadget de iOS o Android?

Me pregunto... gracias.

Emig



Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Metáfora Alejandrina




Un antiguo papiro encontró y sin temor leyó. Lo curioso ya pasó, lo interesante volvió. Apareció rezumbando una destelleante luz semejante a una aurora perfumada; sintió deseos de acariciar el perfume del primer pergamino, sabiendo que el perfume es la excusa para rozar el viento que lo infunde. Saluda al tiempo y acompasa una sonrisa de agradecimiento. Afuera son sólo versos tenues de alegría, parecido esto al comienzo de una obra clásica musical que en breve reverberará toda la sala y aparecerá la fuerza de una costumbre olvidada quizás: amistad al primer contacto.
Unas letras que no debería entender porque forman parte de un lenguaje olvidado; mas los ojos leen, la mente se enciende y el corazón entona su propio susurro. Enardecidos estímulos de lectura acompasan la nueva brisa que se palpa por doquier: de nuevo vive la sensación de que todos en el planeta somos hermanos, viviendo el privilegio de sentir tamaña oportunidad de sonreír al sentir que vislumbra el papiro, pero conoce el sentido de sus palabras cuando se adentra y encuentra que hay más y más: una verdadera biblioteca de placeres humanos y divinos.
Lo sutil se torna dulzura y la dulzura agradecimiento. —Me gusta este nuevo movimiento, —se dice. Sorprendido se recuesta así mismo, se mueve una y otra vez como queriendo confirmar que no es otro sueño. Está dentro de la sublime expresión del conocimiento que sólo llevan algunos seres en la mirada. Un bastión que pocos se atreven a mirar de frente donde la pureza de lo eterno es símbolo de utopía. Habitaciones que forman una sola forma de expresión, estanterías que adormecen a quienes las hollan por curiosidad, pero despiertan a quienes sin ser Quijotes de nada nunca han dejado de observar y apreciar lo silente. Así encuentra el visitante de Alejandría lo que ha sido, es y será la sempiterna belleza hablada por sí misma, que entiende de la proyección porque habita en el horizonte.
Un canto a la hermosura, al ser y estar, a la libertad de expresión que habita en los corazones amorosos que saben que dar es recibir; que no existe regalar cuando el tiempo aparece fugaz; no siempre, no todos pueden entrar en un cosmos donde lo desconocido es amigo, donde lo conocido es compañía, donde ninguna distancia adormece el sueño que mece a los soñadores, imaginarios voladores que aprenden vuelos sinuosos, alturas de transparencia, destellos de comunicación que apuntan en humildes laureles guarnecidos bajo la bóveda de su biblioteca estelar.
El proyecto cósmico continua.

Emig, dedicando palabras de agradecimiento a Alejandría



Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

viernes, 22 de noviembre de 2013

Sobre la felicidad

-->
“Cuando eres feliz, no puedes hacer daño a nadie ni a ti mismo”



Para mí, la felicidad consiste en tener un plan de vida lo más parecido a la verdad que nos evoca la Madre Naturaleza. Pero descubrir la felicidad para vivirla nos invita a cambiar el paso en toda la programación que habita en nuestra mente y se manifiesta en los pensamientos y hábitos adquiridos de los que apenas somos conscientes.

Felicidad, amabilidad, creatividad, cordialidad, alegría son palabras clave que vividas desde la continuidad nos conducen al cambio que muchas veces necesitamos pero no sabemos encontrar. La paradoja se encuentra a la vuelta de la esquina, cuando de alguna forma sentimos que dando la vuelta a la tortilla se encuentra el sendero que necesitamos hollar.

Sencillos hechos y decisiones nos separan de la felicidad como por ejemplo cuando decidimos dejar algo previsto para más adelante, también cuando realizamos cualquier cosa y no la hacemos con toda nuestra voluntad y atención.

No deberíamos dudar de que somos nosotros quienes hacemos del camino un sendero de piedras punzantes o una llanura agradable al pisar. El potencial que tenemos es enorme cuando nuestro proyecto de vida se fundamenta en el altruismo, yo lo defino como ser luz y canalizarla. No podemos ser ejecutivos sin alma de una empresa, y pretender cuando salimos de ella cambiar nuestra actitud. ¿No es el amor el sustento del Universo?, ¿acaso toda la sociedad que hemos creado se sustenta en el amor?, si nos sentimos inmersos en la sociedad y creemos en el compromiso que tenemos hacia la vida, deberemos ser amor, sólo así la sociedad cambiará. Por el contrario, nos solemos dejar llevar por la suciedad que, por falta de atención y sensibilidad somos también y creamos; nos hacemos las víctimas y nuestra solución hacia los problemas se basa muchas veces en buscar culpables: sin embargo todos tenemos parte de culpa.

Hablamos de felicidad y, curiosamente no es algo que se palpe con la mirada o las manos. Tampoco vemos las aguas subterráneas pero sabemos que están. ¿Nos damos cuenta de que la inmensa mayoría de cosas no las vemos?, pero quizás en muchas ocasiones funcionamos como si lo conociéramos todo; y a veces decidimos hacer un curso sobre cualquier tema que se vende para conocernos mejor, y yo caigo en la cuenta de que no conozco ningún árbol que haya hecho un curso para serlo.

Emig, 21-11-13


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,