feed

[Valid Atom 1.0]

martes, 30 de diciembre de 2008

Feliz Cambio


¿Alguien duda que hasta una pequeña calle pueda llevar a un Reino?

No existe la vida como no existe la muerte. Tampoco el despecho ni la obscenidad, tal vez hasta la misma oscuridad esté mal definida... Blanco o negro y muchos grises... todo contar, tamizar. En vez de separar, mejor holgar todas las explicaciones; sólo observar sin ecuaciones, y vivir la sospecha del caminante que dice sabiamente que "solo está de paso".

Cuando disfrutar no conlleva ningún precio a pagar. Cuando porvenir, es siempre fruto de semillas de vivir la continuidad de la propia conciencia.
Sabio aquel, que con la palabra callada elige el hecho para hablar. Así también aquel que no sabe para caminar, porque andar es formar parte del movimiento llamado evolucionar desde el cosmos...

¿Acaso cambiar de año no sea como cambiar de día? ¿Acaso cambian éstos pero no cambiamos nosotros? ¿Acaso no percibimos que más que cambiar, lo que hacemos es girar en torno a la vida que lleva a la muerte?

Así cambiamos el propósito por el despropósito, siguiendo con nuestros pasos los de otros. Felicidad encubierta que surge preludio de una futura tristeza... Los pares de opuestos siempre ahí, avisando de su existencia y en silencio marcando la pauta del camino del medio. Ahí no hay tedio ni medida. Tampoco salida pero sí horizonte. Y ahora será de Poniente, después de Levante; son sólo vientos que desde el alma igual son los convenientes, porque los convincentes los creamos desde las mentes, y a veces ocurre que se tornan feroces, ardientes calores o fríos temblores...

El mago no es hado por la varita; ni creyente el que va a una mezquita. La magia es descubrir que vivir sin morir es lo que hace el alma; lo demás está de más sin contemplar esto. Cabalgar sin espuelas, andar sin muletas... apreciar el ritmo silente, interno continuo de lo natural, imperecedero y formal; cuya gratitud acompasada al ritmo del latido, olvida lo vivido cogiendo el hoy con ambas manos; sin censuras, sin alabos.

Feliz cambio hacia el encomiable encuentro de uno mismo.

Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

miércoles, 24 de diciembre de 2008

SOLISTICIO DE INVIERNO (NAVIDAD)

De nuevo en esta ocasión, me permito el trascribir, tal cual, un artículo de opinión que apareció estas fechas en un periódico de mi localidad. Lo hago con la conciencia de prodigar la necesidad de lo que dice. Pues habla desde la desmiticación de unas fechas cuyo nombre todos conocemos y practicamos algunos, sin embargo, el llamado espíritu navideño no se vive, quizás, como se debería, ni en la continuidad que requeriría...

Me gustó leerlo y, con el permiso del autor, lo comparto con vosotros a modo de punto de inflexión para la reflexión.
Un cordial saludo y un fuerte abrazo.

Emig

SOLISTICIO DE INVIERNO (NAVIDAD)

“Las manifestaciones proféticas han sido en la historia los rayos y los relámpagos de la verdad” (Ewald, Die Propheten)

Cuando el Sol entra en este signo, cesa de internarse en el hemisferio meridional y comienza a volver sobre sus pasos. Este hecho se conoce con el nombre del solsticio de invierno, momento considerado por quienes habitan en el hemisferio septentrional, como el nacimiento del Sol. Los cristianos celebran la Navidad, con lo que tratan de conmemorar el nacimiento del Cristo, Salvador de los seres humanos. Convirtiéndose el domingo en el día del Señor, siendo este día dies magna, dies dominica.

Para hablar de la Navidad debiéramos de remontarnos a hace muchos años, pues en las antiguas religiones ya celebraban el solsticio de invierno, o sea, ese Sol naciente, como las demás estaciones del año y en cada una de ellas se celebraban sus fiestas.

“Un Dios y la moral, un sol y el sentimiento, una familia, el genero humano y, por consiguiente, la fraternidad de las naciones: tal es la base y el objetivo de los misterios antiguos, tal la religión, fundamento de las instituciones religiosas, de no importa qué religión”(J.M. Ragón)

¿Qué es para muchos la Navidad? Una festividad religiosa, o pagana, de un consumismo feroz y despiadado. Quizás tengo que decir que la Navidad no es patrimonio de nadie.

Investigando los tiempos egipcios, encontramos a Horus. El último de la serie de soberanos divinos de Egipto, y de quien se dice que era hijo de Osiris. El gran dios amado de los cielos, amado del Sol, vástago de los dioses. El cielo y la tierra se hallan bajo su presencia inmediata, gobierna todos los seres vivos. El Sol da vueltas conforme su voluntad. Produce la abundancia y la distribuye en toda la tierra, todos adoremos su belleza, más dulce es su amor en nosotros.

Con esto quiero decir que ya en esa época existía la conciencia de un Hacedor del Todo. ¿Qué hacemos los seres humanos para corresponderle en nuestras vidas? Promovemos las guerras, creamos miseria, especulamos, somos indiferentes y no aplicamos la compasión, estamos impasibles ante el dolor de nuestros semejantes. Han pasado dos mil años y no hemos aprendido el mensaje vivificador de Cristo.


Quizás debiéramos de llenarnos más del espíritu de sencillez y bondad, de alegría y de respeto, y en ello hallaríamos el mensaje de todos los profetas y Avatares y buenos hombres y mujeres…


“Los dioses nunca se hallan encerrados en un arca; habitan en nuestros corazones, en estos se manifiestan compasivos, serenos y pacientes, amorosos y misericordiosos". (Lucano)


Así el Universo es la morada y el imperio de Dios, Él se halla por doquier, pero nosotros no lo encontramos, nos hallamos ausentes de su perfume, convirtiendo su grandeza en miserias humanas, criticando y denostando a nuestros semejantes…


¿Por qué no practicamos la Navidad todos los días? Sonriendo a nuestros semejantes, siendo coherentes, amables y sinceros. Sin embargo, las facultades transcendentales del alma no se extinguen en la humanidad. Perduran en una selección que las desenvuelve y disciplina en secreto, bajo el silencio amoroso, resguardadas de las profanaciones y corrupciones del exterior.
La Navidad no debiera de convertirse en un folclore, en un carnaval de vanidades, de alcohol y de drogas y de otra zarandainas.

¿Por qué en Navidad algunos países dejan de rugir los cañones en sus guerras? Creo que en todos los tiempos los seres humanos debiéramos de ser compasivos todos los días, prolongando la conmiseración de este acontecimiento de la venida de Horus, de Rama, de Hermes, de Moisés, Buda, Jesús; prolongando el espíritu humanizante sencillo del ser aplomado.


Tal es la revelación en la historia, continua, graduada, multiforme como la propia naturaleza; pero idéntica en su manantial, una con la verdad, inmutable como Dios. Como los radios de un mismo círculo, algunas tradiciones tienen un centro común, pues el mensaje de los Avatares es de PAZ y convivencia entre los seres humanos, así lo fue el de Jesucristo. ¿Qué ha quedado de este mensaje, al igual que otros que nos dejaron grandes seres de bien? Pero para que el Verbo del espíritu penetre en el hombre, es preciso que seamos sacudidos por los acontecimientos, por las grandes conmociones de la historia. El objetivo de la humanidad es el cambiar de vida, subiendo los escalones de la verdad, de la justicia y del Amor fraterno…

José Tarrazó

Blogalaxia Tags:

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Piensa bien y acertarás



Siempre he oído decir que hacia donde miras es hacia donde vas... Aunque no me gusta generalizar, cuando me observo, cuando miro a casi cualquier persona que conozco, veo un carácter, un estilo, en definitiva una personalidad, que ahora por X, después por Z estará diferente aunque manteniéndose en las propias bases... poco cambio habrá cuando vemos siempre lo mismo.

Me surgen preguntas, muchas veces las mismas, cuyas respuestas alivian a veces pero no satisfacen mi búsqueda. Esta cita me hizo pensarla como respuesta global, dice así: "No se pueden resolver problemas con el mismo nivel de consciencia que se han creado".

Partiendo de ella, encuentro observarme más que interesante. Primero siento que dejo salir muchos asuntos pendientes que pululan en mis pensamientos y emociones. También observo que éstos aparecen casi cíclicos en mi vida, unas veces invocados por mis impaciencias, otras por la ansiedad; por mirar donde no debo, por imaginar lo que no es, por soñar un nuevo perfume reconocido que no me corresponde vivir... Me doy cuenta de que estoy lleno de muchas formas que embrutecen y entorpecen lo que a veces siento como mi espíritu, creándome esto interpretaciones que suenan poesía como una dulce canción, pero tal alegoría se demuestra vacía en el futuro...

Justamente ahí, en todas esas formas hechas pensamiento y emoción creo que miramos mayormente, hacia ellas vamos y con ellas tropezamos; y si no es tropezar, es danzar al ritmo que será hoja caduca, mucho más allá de nuestra propia continuidad, esa que lleva el alma escondida para ser vivida...

Sin embargo, la presteza de caminar el propio sendero está siempre delante nuestro como la oportunidad que ofrece cada instante que por naturaleza es nuevo. Pequeños atisbos a modo de sensación lee a veces la mente sin temor. Esto, quizás, son sinuosas evidencias de lo propio. Lo que no mira hacia lo habitual, lo que nace natural y suena familiar como imperecedero. No obstante la elección del siguiente paso suele ser la que marca la ley de la seguridad, la que hoy es pan y mañana será otro día. Retazos de canción en vez de vivir la propia melodía, en vez de pasar el portal de la pequeña iniciación manteniendo el espejo delante, y sin temor, dejarse llevar por la fauce que no muerde en realidad, y lleva a una nueva verdad con la propia cadencia de guía...

Pensar bien es para mí observar lo más íntimo, oculto. Rebuscando desde la atención lo que somos, aprovechando cada momento del día y de la noche para ello, y pensar bien es imaginar el punto de luz que somos y desde ahí vivir. Pensar bien es pasar al silencio cualquier murmullo que aunque acompaña desde siempre puede no ser cierto, y observar que amor y amar es posible, cuando entre "todo" reconocemos visible la sonrisa sublime del alma...

Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

domingo, 23 de noviembre de 2008

Creamos en la medida en que creemos...



"Por lo tanto, ¿puedo mirar [la codicia] sin la palabra, sin la asociación de las palabras? Eso no requiere disciplina o práctica, no necesita un guía. Simplemente esto: ¿puedo observarla sin la palabra? ¿Puedo mirar ese árbol, a la mujer, al hombre, al cielo, al firmamento, sin la palabra y descubrirlo? Pero si viene alguien y me dice: «Le mostraré cómo se hace», entonces estoy perdido. Y el «cómo se hace» es todo el negocio de los libros sagrados. Lo siento. De todos los gurús, los obispos, los papas, de todo eso".

Diálogos con Krishnamurti



¿Pulir los instantes o dejar que se sucedan?
¿Vivir el momento con pesadez o como viento?


Dejamos que las palabras suelten un lastre psicológico, las cargamos de emoción, despecho; olvidamos la verdadera matriz donde mora la causa y la razón desde donde vivir con ilusión: alma.


¿Dónde se perdió la sagrada sincronía? ¿Hubo algún tiempo donde latir y vivir eran unísono existir? Quizás lo hubo antes del desmadre de la palabra, cuando ella era sólo mirada y musicalidad callada...


No es escribir lo que quiero. Prefiero callar y dejar de mirar el inmenso flujo y reflujo de información, donde la sensación de uno mismo parece no existir; aunque sigo pensando que es la verdaderamente inocua.


Hoy soy retazos que pretenden transparencia y no me ha pasado nada especial, sigo siendo el mismo que todos ven cuando me miran. Pero tengo una duda que parece demencial: ¿en qué creemos?


Por supuesto no hablo de creencias dogmáticas, pero sigo discrepando del valor de la palabra usada para definir, en vez de para vivir. Yo creo en la existencia del propio idilio. El que no traduce ni moldea, el que quiere guapa o fea a la vida y la ve desde lo natural que enseña la Naturaleza y no cualquier nueva proeza, de esas que llevan etiqueta de precio y te hacen sentir necio al pagar.


En algo habrá que creer. Creer que podemos crear ya es un comienzo.

Instantes vacíos esperan. Unos vienen, otros suenan o decoran lo que la mente no llega atisbar, porque ella es sólo preguntar y razonar, etiquetar y buscar un nombre para el todo diseccionado.


Creamos en la medida en que creemos dejando atrás el temor. Olvidando cualquier recuerdo incluso el antes. Veo el creer como inicio de algo nuevo sin estar sujeto salvo a las leyes del universo... ¿Las conocemos? Yo no; pero me temo que no son las nuestras, cuales rondan como vicisitud del péndulo que depende de la dependencia, de lo artificial que la palabra nos convence cuando lo racional es sinónimo de nuestro ser y estar.


Creer es imaginar el día nuevo de verdad. Postrar la actitud en esa esencia sin mente, y sin divagar viajar por el adentro de la conciencia. Sin hablar de ella, sin hablar de nada. Dejar las páginas llenas y escoger una en blanco, pero no para escribir, sino para leer como nunca hemos probado... ¿dónde está el nuevo guión? Seguramente muy cerca...


Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

martes, 18 de noviembre de 2008

Colores o calores naturales

Un pensamiento vagabundo cambia el color de nuestro cielo, convirtiendo el paisaje en lo que no es. Pero lo sigue pareciendo, pues es la misma ventana sin cristales. Nada entorpece la mirada salvo ese nuevo pensamiento, cuya fuerza va ganando efectividad, traduciendo la verdad en real.
Un recuerdo convierte el presente en otro tono. Haciendo desaparecer la objetividad,
y lo que comienza siendo una distracción, se convierte en la nueva sinergia de ese instante cuyo poder no controlamos desde el ser.

Nuevo instante; pero quien observa no aprecia ilusorio el tono que refleja su mente. En esta ocasión no ha habido cambio a mejor, pero ha habido cambio y surge el conformismo de aceptar como real el nuevo invento mental.
¿Por qué siento un color y veo otro? Es la pregunta que se hace mientras observa.
La dicotomía de la indecisión convierte el mensaje de lo real en un nuevo tono, agradable quizás, pero irreal...

...Irreal y, tras reflexionar unos momentos, ve más cercana una sensación que parece tener la misma edad y el mismo tiempo vivido, sólo que, el tono verde aparecido, demuestra que al soñar estaba dormido...
...Dormido porque soñamos de verdad cuando no pensamos ni decimos adiós a nada...
Infinitos tonos pueden haber, inventados todos como bien, resultantes la mayoría de vivir la cárcel de la mente, desde eso que llamamos tradición o norma. Hábitos que cuidamos sin reconocer que podemos llegar a ancianos y fenecer sin haber aprendido.
Quizás el Nuevo Mundo sea simplemente despertar, abrir los ojos y virar despojados de costumbres; unas religiosas y muy perniciosas porque todo lo que no sea Unir es separar.
¿Necesita doctrina la libertad?... Lo mismo que al verdadero orden la política...
¿Necesita permiso el amar? O sea solamente escuchar el interior, crecido desde la propia conciencia y no desde la autoridad que rige la ciencia que hemos creado con la paciencia del desamor, al servir libros de conceptos medidos, quedando aturdidos al dormir, queriendo escapar por ahí, y atrevernos a llamar al día siguiente vivir...
A veces veo un campo de flores inmenso, pero con perfumes enrevesados, inquietos, aviesos...
En ocasiones lucimos luz. Me pregunto si artificial o natural. O nos dejamos llevar al socaire del primer viento, cuando desde el cielo, también somos un pequeño firmamento.
Escueta es la palabra cuando la dice el corazón. Inteligente la frase cuando surge de la esplendente mente, vacía de todo y dispuesta a crear, desde lo más pequeño, el sentido del amar, que es el camino hacia lo sempiterno.

Cambiar, dice el sabio. Transmutar, dice el alquimista.

Emig
Etiquetas: , , , , , , ,

viernes, 14 de noviembre de 2008

Diorama


Diorama:
Lámina transparente pintada por las dos caras que permite ver imágenes distintas según sea iluminada por un lado o por otro. A veces un diorama puede dar la impresión de estar en movimiento.


La alegría amanece al entonar el propio canto.
Nada comienza o termina; nada perece cuando la conciencia es abrigo, y así, la tristeza desaparece.
El deseo no es impulso llevadero sino cansino. Es como la muleta del que ya no está cojo pero ha ido tanto tiempo con ella que olvidó para lo que era.
—Ya vendrá la primavera -dice el poeta.
También dice que cada ciclo forma parte del continuo vástago que la vida nos regala en su manifestación.
¿Vástago de qué?
De sensación; imaginar desde dentro es vivir la creación.
Se hace camino al andar, dice la rueda de molino.
Se hace camino al amar, dice el libro de la vida.
Así comienza la verdadera partida.
Justo donde termina allá donde miran los ojos, se encuentra acuosa y libre la ética del conocimiento. Soberano lugar donde la palabra es dulce viento, y el bienestar es un firmamento donde la alegría es fomento.
Callar el pensamiento es leer lo que el momento dice desde el alma.
Es vivir cerca de la verdadera necesidad que tan poco pide y que tanto da.
Es beber sin apremio, sintiendo que mío y tuyo somos dos como uno.
Es saltar la penumbra que alumbra el pasado, y vivir el recato del tiempo ausente, en el presente.
Encontrar la sintonía es sentir alegría. Regocijo de la mente que torna de lo impío a lo real; porque ha entendido el sufrimiento como parte de lo ficticio creado por la humanidad para esconder en soledad, lo que sabios y doctos llaman la verdad.
Sapiencia es también paciencia. La impertérrita esencia está tras los muros de la incertidumbre; y aparece cuando la cuestión se torna reflexión con la mordaza del silencio, que descubre el corazón cuando deseo y frustración, cuando error y ambición se vuelven velas sin viento, convirtiendo dilación en sincera expresión... del alma.
Los encantos de la diorama pueden ser brillantes hoy errantes mañana...
Elegir es vivir el sendero donde dar es recibir alegría. Felicidad, dicen que esto será algún día...

"Y la alegría sonrío a la tristeza y ésta comprendió cuando tiempo perdido"

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

domingo, 9 de noviembre de 2008

Escribiendo nubes


Por la noche son las estrellas y de día son las nubes donde leía.
Pero no. Leer mensajes que se están haciendo y creer que algo está naciendo es la farsa más dulce que la imaginación, esta vez perversa, desea interpretar de lo inconcluso que aparece de los pensamientos e impulsos diversos.


¿Dónde está la magia? En creer que podemos hacer las nubes propias desde lo interino de cada cual que habita más allá de la reflexión que es la interiorización del propio reposo asumido, cual firmamento prohibido...

El verdadero deslumbre está en la decisión de la propia acción. La propia, no la dictada por ninguna nube o estrella. Ellas escriben lo que hacemos, pero quizás no lo que tenemos pendiente. De ahí que cada presente propicia renovación desde el atisbo de la sensación ya madura, la que vive y perdura como imperecedera esencia de lo vivo. Vivir desde lo positivo, auténtico y poco más es camino sin retorno.

La forma surge magistral cuando somos su maestro cada cual.

(Quizás) la mayor certeza sea crear y más crear desde la raíz de lo siempre nuevo... pero, ¡qué curioso! creamos desde lo que se ve que luce desde el tallo... olvidando la raíz, cuya esencia nos mantiene unidos y amigos...


Abrimos puertas y dejamos entrar muchos vientos y muchas muecas. Llenar el vacío desde fuera es craso error. ¿Y dejar el vacío para escuchar el eco del propio latido?


Amueblarse de la apariencia es olvidar la esencia. Vivir la conciencia es sufrir la desavenencia que produce el cambio. Sin ser otras manos ni otro barro, ni cambiar por dejar de amar... lo único que no hay que olvidar es el mar de la evolución y su continuidad.

Ningún asueto perdura en el verdadero andar.


Si hoy es amor y mañana es viento que así sea.


Si hoy es locura y mañana cordura lo querrá así el tiempo.

Pero que cada día sea también cada muestra de lo que entendemos como amor hacia todos, y nuestros pies no serán frenados por lodos. Formaremos parte de la equidiscencia del logos o Hacedor y viviremos sin temor tanto lo sublime como lo horrible, porque no es lo mismo creerse la vida que saber de cada paso algo de ella.


Humilde es la raíz, hermoso el tallo, precioso el color y candoroso el perfume de cualquier flor...


¿Somos flores furtivas o perennes?

Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

viernes, 7 de noviembre de 2008

Latidos o titubeos

... No siempre son metáforas ni palabras quienes me llevan hacia donde no sabría definir. Son pequeñas decisiones las que me hacen dejar de sumergir mis múltiples caras de antaño, cuando me mimetizaba con facilidad, y la máxima proyección de mí era acompañar la gran pantalla que hacíamos entre todos los amigos de entonces...

Pasa el tiempo y lo que realmente queda es uno mismo, en realidad siempre es así. Por lo menos en mi caso, aun sintiendo titubeos, encuentro mi andar coherente aunque diferente al de muchos. Pasos que últimamente doy, que son principios de algo que desconozco, justamente porque se trata de mí mismo; el abnegado silencioso de antes, el Cristóbal Colón de ahora, que sin moverse apenas, intuye y siente la seducción de sí mismo.

Encuentro el tiempo de otra manera. Creo nuevos espacios que algunos leen y quizás comprenden; incluso yo mismo enciendo alguna luz al dejar escritas palabras abiertas que no son dudas inciertas de mi mente, sino camino de andante hacia mi corazón, descubriendo el Quijote como el Sancho, sintiendo la Dulcinea sospechando que es el alma, pero también la bella dama...


Encomiables instantes y sensaciones me siguen. Menos apariencias vivo ni me persiguen. Escojo a dedo pero apunto firme. Me equivoco poco porque no pienso como hacía. Me dejo llevar por la vía entre intuición y alto balcón y acierto cuando piso presente desde la serena expectación. En cosas ya no vivo la dilación, en otras la premura es mi encierro. Pero quien a hierro mata a hierro muere y no quiero morir, acaso vivir y para mí esto es más que nada descubrir, volver a llenar el cuenco en la misma medida que lo vacío, dejando lo nuevo que no se aprecia desde fuera pero se siente desde dentro y no importa no saber explicar. ¿Acaso es necesario demostrar?


No busco el cambio pertinaz porque suena voraz y engañoso. Elijo lo que la Naturaleza hace y dice, que leo como instantes de bondad repletos de conciencia de causa. Es por ello que no me busco con avidez, sino me dejo llevar y así no me ofusco. Solo que voy a un compás que no parece ningún ritmo, vivo muchos ruidos pero entiendo la distorsión y acepto cada vez más el silencio del corazón...

¡Menudo silencio a veces! ¿Tanto miedo a volar y perderse?

Así lo nuevo siempre será. Así el alma nunca se verá desde la cercanía y será la mente fría quien dirigirá la cofradía...
Algo habrá que cambiar. Y no veo sólo algo sino mucho. Pues entonces, por algo habrá que empezar. Divagar es perder el ritmo del propio latido. Impacientarse es tener a uno mismo que remolcarse. Dar cabida a la palabra ausencia es no reconocerse, no aceptarse.

No partimos de cero nadie. Ningún camino comienza... la Tierra es redonda... paciencia.


En vez de pensar, mejor la mente vaciar y entre nubes y claros mensajes habrán, que quizás harán los ojos llorar, pero esta vez con lágrimas de renacimiento.

No hay parto sin dolor ni nacimiento sin contento.
Creo que estamos llenos, pero para verlo hay que vaciarse primero. No es ver para creer. La creencia hace muda la conciencia. Observar la evidencia es esencial, como lo sencillo es imparcial; a veces es la señal de que no hay bueno ni malo porque el Ser es espiritual, aunque desde lo terrenal lo entendemos igual que lo que hemos creado.

Hoy toca ver lo otoñal porque es lo natural. Ver, vivir, tocar... danzar al ritmo del ciclo y así nunca esperar. Observar desde el esmero delicado del alma y no con ojos de buen cubero.


Cambiar... eso hace el instante. Apostar... eso hace el que juega. Vivir... eso hace el caminante. Amar... eso hace el que sueña.


Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Perspectiva


"La bala que dices te ha matado, no te ha matado, te ha enseñado a morir".
E.B.P.

O bien fuertes tempestades azotan litorales, o es una premeditada calma llena de vacío seco quien fluctúa y sostiene lo que ya no es equilibrio.
La danza suave que ayer era nuestra vida, hoy es danza macabra y soez. Los ritmos se tornan distintos y en vez de descubrir alegría vuelven los instintos, y el andar se torna angosto, contra corriente... hablo de la propia.

Creemos que todo nos pasa, y no caemos en que la mano que mece la cuna es adulta y por ello no indulta el recuerdo que ya pasó. Buscamos la calma escribiendo y encontramos al tiempo corriendo, de aquí para allá riendo, pero al descansar sufriendo las moraduras de golpes lacios por equivocaciones de tiempo perdido.

La propia inquietud se ha desbordado en muchos frentes, multitud de estandartes proclives, pedantes, incidiendo en el ánimo y convirtiendo alegría en sonrisa pusilánime y vacía...

La perspectiva del aprender es camino de reencuentro. Necesaria la tranquilidad y el sosiego. Dejar de ser títeres que se dejan llevar, pero también dejar de mover los hilos que convierten las vidas de otros en marionetas. No es necesario ser anacoretas para llegar a entender que observar es simplemente ver, y así dejar de creer en los sueños de necesidad, y vivir los que la vida nos regala de verdad...

¿Pero sabemos ver sin pedir? ¿Dejar que cada cosa sirva a su propio destino?
Me gusta pensar que abrir los brazos es para dar también abrazos, y abiertos también para recibir eso que llamamos vivir desde el amor de la amistad, la amistad del amor...

Hoy no soy serenidad pero tampoco furia. Soy tranquilidad ignota. Lo nuevo no se estanca ni sobrevive cuando el alma acude libre a su propio encuentro. Lo que la forma me dice hoy son suspiros, mañana papiros de antaños recuerdos cuyas nostalgias perdidas acunan lo que no fue, porque el libre albedrío supeditado está al Ser, que repite su suerte ciclo tras ciclo por no querer aprender que hasta una bala no mata, enseña a morir...

Hoy prefiero andar con la mente clara, y así desde el alma amar...

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

martes, 28 de octubre de 2008

Nombres

No doy mi nombre a cualquiera. A veces he lamentado tanta impulsividad, y el camino de vuelta es tortuoso, sobre todo cuando la mente recuerda y la emoción embriaga, convirtiendo los pasos en caminos que son dunas inciertas...

La verborrea no existe cuando la comunicación es primordial desde lo sustancial; así, un bebé al llamar mamá y papá, vierte su magia desde la palabra, siendo esta expresión impoluta, cuyos nombres envuelven el palpito de una caricia que evoca sonrisa sempiterna...

Tras cualquier vendaval se encuentra el viento, como tras las nubes está el Sol.
Llamar las cosas por su nombre es tan fundamental como esencial;
sino, podemos convertir una flor en vil metal y sufrir los acordes del perjuicio...

Hasta el nombre propio puede cambiar si a tu alma haces vibrar.


No seas cansino ¡oh caminante del sendero!
No seas imprudente ni temerario,
no adelantes ni atrases ninguna voz,

porque la penumbra no acierta si la pureza no despierta.

Pureza y luz, y así, puerta abierta y corazón desvelado;

así, el pájaro alado surge resplandeciente,
cual aurora sonriente que sabe vivir el presente.

Mamá, papá... desde el corazón.
No es volver a empezar, sino recordar
de dónde venimos para así,
saber adonde vamos...

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

domingo, 26 de octubre de 2008

Leyendo y Pensando

"Dice el Maestro:
Ve en busca de los Senderos. Pero, sé limpio de corazón antes de emprender el viaje. Antes de dar el primer paso aprende a discernir lo verdadero de lo falso, lo siempre fugaz de lo sempiterno.

Verdaderamente, la ignorancia se asemeja a un vaso cerrado y sin aire; el alma es como un pajarillo preso en su interior. No gorjea ni puede mover una pluma. Mudo y aletargado queda el cantor, y exhausto muere.
Pero aun la ignorancia misma es preferible a la Sabiduría de la Cabeza, si ésta no tiene la Sabiduría del Alma para iluminarla y dirigirla".

La Voz del Silencio (H. P. Blavatsky)


Tal vez la respuesta no sea olvidar, sino retomar el camino desde donde se dejó el día que se decidió dar rienda suelta a los sentidos, creyéndolos y secundando su mensaje sin más.
Todo lo creado por el ser humano, ¿nor sirve? ¿nos ata?
¿Somos creadores y hacedores o servimos atados a las propias brumas?
De tanto circular el mismo diámetro, convertido está en gran remolino.
¿Y si todo lo que creemos formara parte de una historia que debemos cambiar?
Escribir desde dentro y encontrar la propia sutileza que disuelve lo antaño...
Vivir desde dentro y encontrar la rienda suelta de felicidad
que es el camino
del sueño profundo,
el poema esclarecido,
el verdadero nombre que nos llama,

la mirada sincera de los espejos venideros de la utopía serena,

que nos dicta el silencio en su despacio espacio de eterna luz...

Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

viernes, 24 de octubre de 2008

La Música de las Esferas

"La música nos rodea, lo único que tenemos que hacer es escuchar"

Con esta frase termina la película "El triunfo de un sueño".
Hay quien dice que es un quiero y no puedo de filme. Hay quien ha sonreído, incluso llorado, porque quizás en su fuero interno ha creído en la sincronía que vive el universo, y la magia portadora de la vida en su silenciosa musicalidad y portento...





Hay quienes buscamos la magia porque creemos imaginarla al soñar.
No creo que abrir los ojos sea suficiente, hay también que destapar en cada cosa presente su verdad escondida.

No hacer caso a la vida inventada, que parece regalada pero es ocultada por infinitas paredes, y está carcomida por nefastos juglares que señalan caminos que son abismos envueltos en perfume de azahar.

Si cada manifestación de vida tiene su propia nota, ¿por qué no escuchamos su canto?
¿Será por eso que no nos entendemos los unos a los otros? ¿Será la causa de nuestro equívoco caminar llenarnos de preguntas sin creer que somos respuestas?
No hay pregunta cuando la razón viene del corazón...

La emoción nos hace girar la cabeza; lo cadencioso nos devuelve la mirada.
La contradicción convierte el interrogante en suplicio; la decisión devuelve el timón.

Y mientras, la Música de las Esferas sigue sonando con notas que se diluyen en mágico polvo de estrellas que no escuchamos.
Algebraicos caminos buscamos llenos de murallas obtusas, y los múltiples tropiezos endurecen las formas, creciendo la lejanía entre almas.

Diminutas e invisibles batutas acompasan el concierto sublime de la vida. Lo natural es su orquesta, y la humanidad las notas cuya esencia está escrita en los luceros, videntes del cosmos, luces serenas de cualquier noche...
¿Para qué buscar lo que en esencia podemos crear?

Emig


"El mejor modo de predecir el futuro es inventándolo"

A. Key


Retazo de "El triunfo de un sueño":

—Sabes lo que hay ahí arriba (mirando al cielo una noche), una serie de sobretodos supremos arreglados por la Naturaleza y sujetos a las leyes físicas que imperan en el universo. Es una tonalidad, una energía, una longitud de onda que si no sabes cabalgarla, entonces, jamás la oirás.
—¿De dónde crees que viene lo que yo escucho?
—La verdad es que creo que viene de todas partes, a través de nosotros, de otros... es invisible pero lo sientes.
—¿Sólo lo podemos escuchar algunos?
—Somos pocos los que lo escuchamos.

Buena recomendación. Gracias Noche :)

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

lunes, 20 de octubre de 2008

Fantasía: Signos y Leyendas


Él era alguien normal. Quizás demasiado habitual en el vestir y salvo los más allegados, nadie ha sabido si no le importaba ir a la moda o simplemente para él, este aspecto de la forma era tan secundario como cuando de pequeño, debía ir al colegio con el uniforme y así, todavía era menos notorio si llevaba un jersey verde o naranja debajo.
Sin conocerlo, sólo verlo, daba impresión de despreocupación y limpieza.
Afeitado pulcramente y con gafas. Su estatura no le servía para el baloncesto, pero no era bajito. Nunca tenía el mismo andar ni la misma sonrisa. Decían que muy cordial y agradecido. Le caracterizaban amabilidad y cortesía que no parecían fruto de la época actual; sabía escuchar y hablar; le gustaba leer y soñar...


Eran suficientes un par de minutos de conversación para vivir, junto a él, la maravilla de la creación más fantasiosa como real. Toda la aparente despreocupación exterior era ebullición desde su mente, la cual creaba ficción o verdad, haciéndote ver que todo parecía cierto.


Te hablaba de la simpleza de una canción, de una letra, y todo el mar de sensaciones de fantasía que despertaban las notas. Nombraba la luz o la oscuridad y tan solo en su forma de mirar se apreciaba diferencia, porque en sus palabras, todo era razón de sueño.
Escribía, según él, mucho, y decía que a veces una simple palabra le servía para expresar aquello que nadie se atrevía a decir en voz alta... porque es un sueño quizás del alma.


—Para reconocer las señales de la vida, primero hay que imaginarlas, porque vienen como sensaciones discretas, a veces son añoranzas del futuro que percibimos en ese instante de fantasía —me dijo una vez.

—Entonces, —le pregunté, ¿qué crees que son los signos?

—Lo que perciben los sentidos son reflejos, unas veces de la verdad, otras del espejismo. Lo que indican los signos son mensajes tan particulares e íntimos que sólo cada cual sabe reconocerlos e interpretarlos. Hay que alzar los ojos hacia la Fantasía y dejarse llevar por sus Leyendas, porque son miradas que de soslayo nos lanza la vida mediante los sueños, que van más allá de lo que percibimos y relatan el puente hacia donde vamos...

Así decidí un buen día, cerrar y abrir los ojos de nuevo, imaginando mi propia Fantasía, escribiendo sobre ella todo destello que encontraba, sin importar si alguien me miraba...

Autores Reunidos Un blog que puedes visitar y participar escribiendo...

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

sábado, 18 de octubre de 2008

Se abre el telón


"El aspecto de una cadena de montañas cuyos picos nevados se pierden entre las nubes, la descripción de una tormenta o la que hace Milton del reino infernal, nos producen un placer mezclado con terror. El espectáculo de los prados poblados de flores y los valles surcados por arroyuelos, y donde pacen los rebaños, nos produce también un sentimiento agradable, pero plenamente gozoso y amable... La noche es sublime, el día es bello. Los que poseen el sentimiento de lo sublime están inclinados hacia los sentimientos elevados de la amistad, la eternidad, el desprecio del mundo, el silencio de las noches de verano tachonadas por la temblorosa luz de las estrellas y la solitaria luna en el horizonte. Lo sublime emociona, lo bello encanta. Lo sublime terrible, cuando se produce fuera de lo natural, se convierte en fantástico."

Immanuel Kant (Historia universal de la naturaleza y teoría del cielo)



¿Cuántos telones debo abrir para descubrir la verdad?
Los busco fuera en las situaciones, personas, lugares... y me doy cuenta que no se trata de vivir nuevas formas o sentidos, sino hacerlo desde mis latidos.
No hay cumbre que valga cuando llegas a su final y encuentras borrascosas respuestas que no dilucidan camino. No hay sentido en el apogeo de la emoción, y los pensamientos son fulgores de espejos pasados, llevados en la marcha del viaje para ver el reflejo que fue...
Tribulaciones turbulentas acechan cuando la función sigue sin abrir el telón que oscurece la propia esencia. Encuentras amistad y lo llamas amor. Encuentras amor y no lo saludas porque no lo reconoces. Fácilmente se confunde caridad con compasión; todo ejemplos de la misma función, donde los achaques siguen siendo fruto de la misma supina ignorancia, esa que nos arrebata la conciencia y disimula la esencia dándonos la verdad solamente como tridimensional.
¿Dónde está la virtud más inocente? Tras el telón se descubre el estoico presente.
Y el telón... ¿qué es?
¿Acaso las espesas brumas del vaivén que envuelven los vientos y las olas? ¿Acaso los cirros, estratos, cúmulos salidos de nuestra "caja de Pandora" o pensamientos? ¿Quizás un papel firmado que nos hace vivir un guión que no es el nuestro?

Emig


"En los tiempos de la colonización blanca, para los nativos de Norteamérica la propiedad de la tierra era un concepto incomprensible. Por ello, perdieron sus tierras cuando los europeos les hicieron firmar trozos de papel que para ellos eran igual de incomprensibles. Sentían que pertenecían a la tierra, pero que la tierra no les pertenecía".

Eckhart Tolle


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

jueves, 16 de octubre de 2008

¿Empezar a vivir?


No siempre tengo tiempo para leer los propios caminos pasados, revisar por si algo valioso me dejé al querer atiborrar mis manos de tantos empeños.
Hoy amanezco desde el intento de no llevar nada.
Observo lo difícil de mi propuesta: ser yo el viento.

Aquí me tienes, como un lancero con su lanza y exprimiendo nuevas auroras de mí mismo, creyente y no creído de lo fácil que sigue siendo andar, pero lo difícil que es no llevar más que lo necesario y así dejar cualquier pugna interna al aire del pasado, que me induce a navegar por aguas que no escojo porque me llevan.
Prefiero revueltas de mi nivel y saberme fiel en ese camino que sí tengo tiempo para leer, porque acompaso la lectura a lo que soy y me lleva a donde voy.
Exento de la ostentación inventada, ficticia mesura del ser, invento leyendo latidos. Lejos de los propios crujidos atiendo lo que hay que no veo pero siento...
Sinuoso despertar esta mañana al decidir desde la simpleza del no pedir empezar a vivir...

¿Empezar a vivir?
Sea quizás dejar de sufrir los antagonismos
que primero se generan en la mente no siempre diurna,
que se coge y acoge lo que no entiende y pregunta lo que duda;
y versada en su habitual compostura desmonta el propio talante,
convirtiendo voluntad y rumbo
en pensamiento sedentario y sensación de poco alarde...


Y la lluvia como azúcar celestial... deshace la roca caliza,
dando paso al siguiente momento del tiempo
que sonriente y creyente se alza altivo,
se muestra vivo, activo.
Espeluznante puede ser la verdad del azar

cuando al verlo correr, uno se asusta.

Brillante instante si se vive desde el cristal que todo lo mira,
desde la aceptación...

Para sabios, la sinrazón del que camina sin velo ni condición
y deja huella del camino, cual sembrador del amor.

Emig



"No vayas hacia donde el sendero te lleva,
en vez, marcha hacia donde no hay sendero...
y deja la huella de tu camino"

Emerson

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

domingo, 12 de octubre de 2008

Alma


Hablamos en ocasiones fugaces.
Te escucho.
Creo que cada vez más te siento y parece que me sientes.
Cuando a veces en la vida me he preguntado
si sabría reconocerte incluso entenderte,
no me respondías... No entendía que ya me querías.
¿Intuición o devoción?, preguntaba a los vientos,
belleza en la acción, escuchaba en la brisa.
Pues hablas cuando el oído está atento,
no necesitas luz para que te vea si estoy contento.
Me hablas de un compromiso...
Hoy, mientras algo hacía, te he sentido y no me he ido.
Me decía algo importante, crucial y verdadero.
¿Eres mi propio sendero?
Hay preguntas que son retóricas
que necesita la mente,
que hacen de eco ante una vivencia presente.
Vuelta al compromiso...
Para mí hoy es el aviso.
Tu presencia... suena mágica sensación de verdad.
Ser o no ser... he aprendido. Eres fulgor escondido.
Pero no pides ni dices; no aparentas, no susurras;
me presto y hablas de estar convencida,
que por reconocerte haré sabio el quererte.
No eres danza ni cuartel. No eres lápiz ni papel;
tampoco amuleto que proteja. Eres luz y pincel,
también un hermoso corcel.
Creadora y conocedora de lo que soy y adonde voy.

—Te volveré a escuchar ¿verdad?
—Siempre estoy —dice ella.
—Gracias mi alma, de amor eres bella.

Compromiso aceptado: permiso para vivir
desde el alma y como alma. Nuevo devenir.

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

sábado, 11 de octubre de 2008

No te dejes engañar por la gota fría aparente


Extraños andares tenemos cuando la conciencia dormida
no despierta tampoco ese día.
Cuando los recovecos se tornan umbrales de cuevas profundas,
dejando de lado las intenciones fecundas
que la brisa del silencio relata desde su lecho.
De repente la decoración babilónica desaparece
y se mece oscura y casi inexistente.
Ahí perdemos la alegoría del presente
y en vez de transmutar,
nos dejamos llevar por el sendero del deambular,
acudiendo pensamientos que producen insomnio,
calmando todo brio
y secundando cualquier papel menos el propio camino.
Así, curioso destino acecha.
Nuevos tumultos de no importa qué versión
acuden sin ser melodía de la propia canción...

Farragosos instantes vierten composturas conocidas
y poco queridas;
convirtiendo la magia en maldición,
dejando al penetrante frío que aumente la desazón
que en esos momentos dicta la mente y la razón.

Pocas lecturas son reales en esos tiempos precisos,
los ojos cansinos no buscan con ninguna mirada.
Pasados gozos son recuerdo en penumbra
y ningún pensamiento acierta lo cierto.

Siempre sabio es aquel que al ver todo este entuerto,
respira de nuevo y dejando el camino de la nada
vuelve a la cañada, más allá de la mente pintada;
resollando su fuerza, su mástil, su barco, su vela...
yendo al encuentro infinito más allá del lamento,
del yerro y la envidia del cuerno que no exala abundancia;
haciendo de cada respiro un suspiro de audacia,
quizás astucia del alma...

"No todo el tiempo desde que abres los ojos hasta que los cierras ves lo mismo.
A veces no puedes evitar mirar hacia donde no hay nada y contemplar ese vacío y preguntarle sobre ti... Cierto que esto son nostalgias mañaneras que motivan lo invisible que quizás el futuro ofrezca, pero que por alguna razón ese día o esos momentos lo pides desde la arrogancia del presente abriendo de par en par las puertas que conoces como puertas... manteniendo quizás, cerradas, aquellas que no sabes que están, o las utilizaste tanto para resguardarte que no recuerdas que pueden abrirse..."


Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

lunes, 6 de octubre de 2008

El club de los poetas muertos


De la película en este color:

Dice el profesor John Keating:
—Ahora, querida clase, aprenderán a pensar por sí mismos. Aprenderán a saborear las palabras y el lenguaje, a pesar de todo lo que digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo.
—No leemos ni escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana y la raza humana está llena de pasión...

Momentos después sigue recitando:
Oh mi yo.
Oh vida de sus preguntas que vuelven,
del desfile interminable de los desleales,
de las ciudades llenas de necios.
Qué bueno hay en estas cosas.
Oh, mi yo, mi vida.

Y, como respuesta a los alumnos:
—Que tú estás aquí. Que existe la vida y la identidad. Que prosigue el poderoso drama y que tú puedes contribuir con un verso...

Tras la primera clase, que, seguro fue vivencia más que conocimiento, tiene unas breves palabras con otro profesor en la comida, comentado la clase en sí y, ya chocando esa nueva forma con la vigente y tradicional en la Academia Welton.

Un profesor:
—Muéstrame un corazón que esté libre de necios sueños y te mostraré a un hombre feliz.

A lo que, de su propia cosecha, responde John Keating:
—Sólo al soñar, tenemos libertad. Siempre fue así y siempre así será.

La necedad debería ser un epitafio del pasado.
No es necesaria la obstinación para llegar a ninguna meta.
El tiempo apremia sólo a quienes lo utilizan para medir el vivir.
El apacible sueño está vigente desde la llamada noche de los tiempos,
donde todo fue por primera vez.
El velo vino después, cuando inventamos el pensamiento para envidiar,
los celos para caminar y necesitamos la luz para andar,
porque frío y calor se debatían en duelo.
Volvimos al suelo. Olvidamos volar, olvidamos poder,
inventamos crecer desde el sufrimiento de la separatividad...
Así el desfile de desleales fue mayor.
Oro, plata y platino los nuevos valores;
esgrimiendo calores de falsa estima,
llenando ciudades de colores pero sin vida
porque sin rumbo derivan.
La poesía sea quizás la verdad del día,
la mañana destila su siempre humor
con devoción mundana y simple,
cual alquería de bondad y candor.

"Las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo"

—Yo me apunto —dijo Emig.

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

sábado, 4 de octubre de 2008

El amigo invisible

Cuando la metáfora suena a palabra de sensación; cuando lo que quieres decir no está oculto bajo ninguna forma de perfume; cuando no se busca desde la palabra ninguna previsión y simplemente se relata el hecho, aunque este venga de la imaginación espontánea del interlocutor que desde las mil voces decide resaltar una, y tras leerla observa belleza y contenido, pero duda en lanzar hacia un concreto destino lo que parece el desatino de un instante de locura consigo mismo, esa locura que traduce cualquier estado físico o emocional en ser y estar desde el alma...

En ese preciso instante, sólo ahí, lo que él mismo ve desde su mente y los demás conocen desde sus ojos no existe. Ha desaparecido el puente repleto de florituras y ornamentos, aparece en cambio la palabra sin distancia y el amigo traduce a la amiga las palabras que no vienen del guión protocolario, las escribe como las dice a los cuatro vientos y al firmamento: soy tu amigo, eres mi amiga.

Algo ocurre después. El alba reluce como siempre, mas el ocaso no significa penumbra, sino belleza nocturna y el anticiclón de equilibrio sigue siendo locura, desde la cordura de la expresión que no mira, no pide, aunque tampoco da, tan solo dice, indicando un paso del corazón que parece homilía. No es así, en realidad llama familia a alguien que no conoce, que no invoca pero siente, y la inquietud del tintero apremia veraz el tiempo que dura una estrella fugaz, a decir justo la palabra, que es soñar quintero de su corazón...

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,