feed

[Valid Atom 1.0]

domingo, 23 de noviembre de 2008

Creamos en la medida en que creemos...



"Por lo tanto, ¿puedo mirar [la codicia] sin la palabra, sin la asociación de las palabras? Eso no requiere disciplina o práctica, no necesita un guía. Simplemente esto: ¿puedo observarla sin la palabra? ¿Puedo mirar ese árbol, a la mujer, al hombre, al cielo, al firmamento, sin la palabra y descubrirlo? Pero si viene alguien y me dice: «Le mostraré cómo se hace», entonces estoy perdido. Y el «cómo se hace» es todo el negocio de los libros sagrados. Lo siento. De todos los gurús, los obispos, los papas, de todo eso".

Diálogos con Krishnamurti



¿Pulir los instantes o dejar que se sucedan?
¿Vivir el momento con pesadez o como viento?


Dejamos que las palabras suelten un lastre psicológico, las cargamos de emoción, despecho; olvidamos la verdadera matriz donde mora la causa y la razón desde donde vivir con ilusión: alma.


¿Dónde se perdió la sagrada sincronía? ¿Hubo algún tiempo donde latir y vivir eran unísono existir? Quizás lo hubo antes del desmadre de la palabra, cuando ella era sólo mirada y musicalidad callada...


No es escribir lo que quiero. Prefiero callar y dejar de mirar el inmenso flujo y reflujo de información, donde la sensación de uno mismo parece no existir; aunque sigo pensando que es la verdaderamente inocua.


Hoy soy retazos que pretenden transparencia y no me ha pasado nada especial, sigo siendo el mismo que todos ven cuando me miran. Pero tengo una duda que parece demencial: ¿en qué creemos?


Por supuesto no hablo de creencias dogmáticas, pero sigo discrepando del valor de la palabra usada para definir, en vez de para vivir. Yo creo en la existencia del propio idilio. El que no traduce ni moldea, el que quiere guapa o fea a la vida y la ve desde lo natural que enseña la Naturaleza y no cualquier nueva proeza, de esas que llevan etiqueta de precio y te hacen sentir necio al pagar.


En algo habrá que creer. Creer que podemos crear ya es un comienzo.

Instantes vacíos esperan. Unos vienen, otros suenan o decoran lo que la mente no llega atisbar, porque ella es sólo preguntar y razonar, etiquetar y buscar un nombre para el todo diseccionado.


Creamos en la medida en que creemos dejando atrás el temor. Olvidando cualquier recuerdo incluso el antes. Veo el creer como inicio de algo nuevo sin estar sujeto salvo a las leyes del universo... ¿Las conocemos? Yo no; pero me temo que no son las nuestras, cuales rondan como vicisitud del péndulo que depende de la dependencia, de lo artificial que la palabra nos convence cuando lo racional es sinónimo de nuestro ser y estar.


Creer es imaginar el día nuevo de verdad. Postrar la actitud en esa esencia sin mente, y sin divagar viajar por el adentro de la conciencia. Sin hablar de ella, sin hablar de nada. Dejar las páginas llenas y escoger una en blanco, pero no para escribir, sino para leer como nunca hemos probado... ¿dónde está el nuevo guión? Seguramente muy cerca...


Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

17 comentarios:

Pedro dijo...

Hermoso e intenso relato. Pero por qué no en vez de creer, limitarnos sólo a sentir, a contemplar, a soñar.
Por qué no en vez de etiquetar sonidos, sensaciones, imágenes,... nos dedicamos a escucharlos, sentirlas o mirarlas con deleite.
Un abrazo y feliz semana.

mia dijo...

El nuevo guión...

donde está......

Reflexiones exquisitas

dignas del poeta estilista

que eres....

Se me desgranan los pensares

me agolpan las ideas singulares

y el guión................

...............dónde estará

el guión...................

cerca has dicho...................

y cerca es un siglo atrás.....

y un siglo después;una eternidad!

♥♥♥besos♥♥♥

Emig dijo...

Estimado Pedro, porque creer lo entiendo como el paso previo para crear y como seres humanos podemos y debemos crear. Entiendo cualquier tipo de verdadera contemplación como cercanía hacia uno mismo y así, desde lo que creo y siento, la vida se torna creación, solo que en este caso, al unísono de la Creación.

Gracias por tus palabras. Un placer leerte. Un abrazo amigo.

isis de la noche dijo...

Yo creo que imaginar es crear... e imaginar no es lo mismo que fantasear. La mente fantasea, la imaginación es un atributo del alma.

Creo que hay que creer para ver. No al revés. Que creamos en la medida en que creemos.

Que los dogmas de las religiones, los papas y demás, no sirven para nada. Son lo que ha alejado de la espiritualidad a la humanidad. Son la peor de las lacras.

Creo que la magia es real. Más real que las teclas que van haciendo aparecer estas letras. Que conocer la esencia de las cosas es conocer nuestro interior, pues el universo infinito de allá afuera es su espejo. Que la magia no es más que ese conocimiento...

Que si supiéramos todo lo que nuestra alma encierra... seríamos capaces de crear mundos enteros... Que no es una blasfemia decir que somos co-creadores con Dios (como quieran llamarlo... las palabras no sirven de todas maneras...). Que la única blasfemia es no celebrar la vida y el don que tenemos de crear...

Yo creo que "solo se puede ver bien con el corazón", pues "lo esencial es invisible a los ojos". A veces tan solo podemos intuir levemente toooodo lo que nos falta por descubrir... pero como también creo que la limitación del tiempo y del espacio es ilusoria... pues solo es cuestión de poner prioridades y este puede convertirse en un emocionante viaje... increíblemente revelador y emocionante...

un abrazo

Emig dijo...

Querída Mía.
El nuevo guión, para mí, aparece cuando desde el desapego y el cambio pasamos nuestro propio umbral.
Últimamente me siento descentrado al pensar, centrado al escuchar el silencio que me impongo alejándome de casi todo, y volviendo de nuevo al cabo de algún tiempo, pero diferente, no sólo el tiempo sino yo.

Besos y gracias amiga mía.

Emig dijo...

Hola Isis!
Completamente de acuerdo contigo... Tu frase "la imaginación es un atributo del alma" la veo cercana y sonriendo...

Hoy he intentado hablar de la palabra pero sin hablar de ella. Porque cada palabra nos retiene la imaginación y nos sostiene la mirada al horizonte real...

Un abrazo y gracias.

Esther dijo...

Emig a veces sin palabras decimos más que con ellas,intentamos llenar ese silencio y no disfrutamos de él..De vez en cuando ese silencio viene bien..

Creer como bien dices es importante para crear porque sino nos creemos capaces de hacer algo ¿como lo vamos a intentar?

Hay que crear el día a día vivirlo desde el primer hasta el ultimo momento y disfrutar cada segundo..

Muchos besos solete

Auxi dijo...

la definición pura y dura sería: tener por cierta una cosa a la que el entendimiento no alcanza.

no alcanza? no estoy tan segura de eso

que es creer sino en nosotros mismos, en las personas, en los actos, en la vida...

leerte es un regalo, esa es otra cosa en las que creo

un abrazo

Marinel dijo...

"Todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan"
Friedrich Nietzsche.

Y es que creer es plantar una semilla en nuestro interior...se ha de regar, de cuidar con mimo, hay que mirarla con deleite...¡disfrutarla!
Si así lo hacemos, germinará hasta convertirse en árbol grande que rozará con su hojas las nubes sintiéndose ave.
¿Ves? creer que eso ocurra, me ha llevado a crearlo en mi imaginación.He visto desde la semilla a las hojas acariciando el cielo...y eso es vivir, es creer para crear rodeando la vida de algo hermoso que no arranque nuestras raices de la tierra que habitamos, pero al mismo tiempo...nos de alas para volar...
Un beso grande.

Reina dijo...

En algo habrá que creer, pues claro que sí; yo creo en un montón de cosas, en esas que me dan fuerza para levantarme cada mañana (aunque también tengo días malos malísimos...), en esas pequeñas cosa que parecen tonterías, en lo que escribimos, en lo que leemos, en mis amigos,...

Muy bonito, Emig; para darle una vuelta y pensar en ello.

Un besito

Bacdiras dijo...

¿Creer que podemos crear? ¿O tener la ilusión de poder crear? ¿Quién cree? ¿Quién crea?

Un besillo.

Noche dijo...

Me gusta mas leer en las miradas de las personas..

Quiza alguna vez pueda verte a los ojos, querido Emig.

Mucho cariño.

mia dijo...

Odio el silencio que te

recoge y aparta de quienes

te queremos!

.........igual te espero...

♥♥♥besos♥♥♥

M. Jose dijo...

en la carencia y en la ausencia de una vieja sombra tropezando siempre tropezando y muriendo en el grito que enciende de rojo las estrellas, porque no es dejado, porque no es abandono debajo de esta lluvia que no puede ser detenida y no me deja escuchar mi nombre cuando es gritado...
un beso
mj

Esther dijo...

Hola sol!espero que estés bien ya que hace una semana que no nos regalas tus letras,que sepas que se echan de menos...

Un beso muy grande

Trenzas dijo...

Para poner en práctica cuando nos perdemos en mares de palabras que no nos dejan el "agua potable" del pensamiento.

Sin embargo, los humanos pensamos con las palabras aprendidas.
Así, quizás, lo único que nos salve sea el silencio.
O tal vez no.
Buena y bien pensada reflexión que da para pensar mucho más :)
Un abrazo

Reina dijo...

Hola Emig, como algunos blogs de mi lista no se actualizan y hacía mucho que no sabía de ti... Bueno, veo que todo bien; sólo pasaba a darte un beso. Nos falta tiempo a todos