feed

[Valid Atom 1.0]

lunes, 16 de junio de 2008

Toc, toc. ¿Se puede ser uno mismo?


Silencio callado cuando no hablo pero es justo lo contrario que quiero. No es no saber qué decir, tampoco se trata del momento, soy yo, simplemente yo, quien de pronto vive esa abstracción acorde al silencio forzoso de una mente cansina porque no entiende.
No entiende cuando atisba miles de ojos cerrados viendo la televisión como viendo la vida. No entiende cuando recuerda mi mente la conversación del otro día entre dos personas: finaliza una de contar su problema y como respuesta, recibe el consuelo de escuchar uno mayor. Tampoco entiende cómo la gente va "donde va Vicente" sólo que, creo, cada vez hay más "Vicentes". Tantos como hazañas de valerosos guerreros que antaño, luchaban por conquistar algo que no era ningún ideal propio, sino de otro "Vicente" de esa larga lista.
En vez de salir de la "caverna de Platón" la hemos llenado de diversión, colorido, notas algunas mal llamadas musicales y un humo que no es estridente ni punzante, pero acaricia nuestro semblante con aire irracional aunque suene lo contrario, donde la apariencia se ocupa encubierta del contraste llamado cultura.
Hemos aprendido bien. Pero quizás no hemos aprendido lo que hay que aprender. Sabemos lo que significan muchas palabras pero no aplicamos su significado. No actuamos como redichos, pero si con la incoherencia del momento, cuyo sentido lleva el viento según va o viene.
En realidad ¿estamos? o mejor ¿dónde estamos?
Vivimos tiempos donde la mejor reflexión es la acción. Donde las teorías se venden, fabrican y caducan. Donde la práctica se convierte en rutina y el pensamiento vive más de lo que no hay, más de lo que no es...
Quien dice hablar de la verdad me recuerda a los juglares; quien no dice nada es que todavía se está enseñando y quien habla sin pretensión, sin afirmar categóricamente, queda relegado en los últimos puestos de esa vanguardia llamada novedad; éste, además, no se llama Vicente.
¿Remamos hacia donde queremos o nos dicen?
Conocemos la respuesta pero seguimos remando en esa alta montaña, ficticia, pero llena de decorados ambivalentes, donde el respirar casi cuesta dinero, donde descansar es llamado patrimonio (¿propio?) del banco, y soñar es locura de unos pocos que mantienen la vela de Lamparita encendida y ven de cerca su Peter Pan.

Caminando un buen día encontré un espejo. Grande, suficiente para verme entero. No era de ninguna tienda pues no reflejaba lo que puedo ser, sino lo que soy. Decidí entrar en él y descubrí que en cada recoveco habían más espejos, esta vez pequeños. Siempre me veía reflejado yo, hasta tropezar con el porqué de tanto espejo. Mi búsqueda terminó pues en ese nuevo camino, tenía siempre delante lo que no sabía ver estando afuera: yo mismo.

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

12 comentarios:

María dijo...

Hola:

Vengo a darte las gracias por tu visita a mi blog y por el regalo de tu comentario, ha sido una gran satisfacción conocer tu blog.

Me ha encantado lo que has escrito, en realidad, ni se sabe cómo somos, porque, a veces, hasta nos sorprendemos cada uno mismo, si tienes un mal día, no te conoces porque cambias, si las cosas te salen bien todo está perfecto ¿y si nos miramos al espejo nos reconocemos? ni uno mismo sabe quién es, somos extraños ante nosotros y mucho más ante los demás.

Espero verte por mi blog cuando lo desees las puertas están abiertas, yo también volveré por tu blog.

Un beso.

Emig dijo...

Encantado María. Son casualidades o mejor causalidades el conocer a través de las palabras escritas, personas que además de escribir en un blog, seguro que conocen las estrellas...
Un placer y, me verás por supuesto.
Gracias a ti.
Un beso

Pd. Me gustan los espejos porque sólo reflejan sin pensar lo que hay. A veces pienso que si un buen día no los necesitamos, será buena noticia...

María dijo...

Con tu permiso voy a enlazar tu blog al mío para poder visitarte desde mi rincón porque me ha gustado tu blog.

Un beso.

Emig dijo...

No necesitas permiso... estás en tu casa. Muchas gracias.

Un beso

María dijo...

Gracias de nuevo.

Eucheoh dijo...

uno(a) Está,
si ese Espacio-Lugar
es donde el Ser
puede-Quiere estirar a gusto, aún con el notable disgusto de los muchos Otros.
y, más aún, teniendo en cuenta que la Soledad ( ausencia de los muchos Yo(s) que Nos
pueblan-Hacen) es un privilegio, considero Estupendo si el Universo Conspira para que no sólo el Yo sino el El o Ella puedan generar que Yo Esté [aquí me refiero a las Personas que convierten una simple caminata, en Dicha.]




en relación a las acciones, Siento-Creo trascendental el Sentir como fundamento
para un Camino.
por ahora, no sabría decir si he pasado a la acción, como lo has mencionado en repetidas ocasiones, sino en todo caso
a la Existencia misma.
entonces, ¿cuál el mayor reto? decir para hacer o, Sentir y Vivir.

Anónimo dijo...

Más que un razonamiento es una auténtica radiografía de muchos, en los que me incluyo.

Ana dijo...

Este texto me gustó, es sencillo y expresivo. Algunas veces te edulcoras demasiado para mi gusto, pero para gustos colores jejeje.

Gracias.


Salud!

Emig dijo...

Hola Ana!!
Cierto lo que dices, así lo veo y vivo en ocasiones. De los clavos que hay en esta habitación, has dado en uno que estaba suelto, jejeje...
¿Sabes? Cuando quieres expresar algo y no sabes cómo, las palabras son el medio. A veces quieres decir algo y le pones palabras pero al final te quedas con la sensación de inicio. Otras, lo quieres expresar y al mismo tiempo sientes que lo estás haciendo, entonces, aún de noche, el sol entra por la ventana y sonríes. Ce voilà y mi abrazo.
Gracias!

Emig dijo...

Eucheoh... hola! Una pregunta tuya me ha hecho pensar. Dices decir para hacer o sentir y vivir. ¿Sabes? Creo que decir y hacer como una misma cosa es sentir y vivir que forman parte de esa misma cosa.Yo creo que el Universo conspira a través de sus ritmos y energías, mas nosotros lo que hacemos es un complot, en vez de seguir esa línea... así lo veo.
Saludos!

Shanty dijo...

He llegado a tu blog, a través del de María. Me gustó mucho tu comentario sobre el interior de las personas. No sólo escribes muy bien, con un idioma por demás claro, sinó lo que dices tiene poética y lógica. Tu blog, tal como lo esperé, está lleno de palabras sabias y de reflexiones profundas. ¡Volveré!
Besos,
Shanty

Emig dijo...

Shanty, un inmenso placer leerte y además, entrar en tu rincón y conocerte. Con sólo ver tu perfil ya observo cercanía de comunicación. Nos leeremos mutuamente seguro.
Gracias por tu visita. El camino del compartir se está abriendo como nuevos pequeños soles que aparecen en nuestras vidas... Fíjate como sonrío, gracias a María y ahora un poco más, gracias a tí.

Un beso