feed

[Valid Atom 1.0]

jueves, 14 de agosto de 2008

Un Quijote sin mancha


En ocasiones, las propias palabras no sirven siempre para explicar algo. Afortunadamente ocurre que encuentras bellos escritos en medios de comunicación y a veces éstos dicen eso que no sabes cómo explicar. El siguiente artículo, pertenece a un medio de comunicación escrito de mi localidad, corresponde al apartado de artículos de opinión. Tras haber consultado con el autor, tengo el permiso de publicarlo en el blog, con la intención de compartir la siempre belleza que Cervantes nos regaló, adornada y concurrida de contenido de reflexión, el cual siempre es bienvenido, más aún cuando parece que cada día más vivimos inmersos en una sociedad que está repleta de movimiento, pero no sé qué pasa que tal ajetreo lo convierten en información que nos aleja de lo que es en realidad ese movimiento, acercándonos a creer que la vida es la parodia que vivimos. El artículo se llama con el título de este post.

Emig




"En 1602, fecha en que probablemente escribió el Quijote, Cervantes tenía cincuenta y cinco años. Este libro de caballería se tradujo en unos treinta idiomas, recorriendo casi todos los hogares donde apreciaron esta dantesca obra, creo que Cervantes demostró su capacidad intelectual, humana, de exquisitez. Esto es la escritura del siempre ahora.
La célebre sátira de Cervantes en su Don Quijote, lejos de destruir la incomprendida literatura caballeresca, la eleva y depura, es por ello que lo titulo Un Quijote sin mancha. Cervantes vivió en un reino también carente de la justicia a que aspiramos, pero en esta obra existen realidades en cuyas mallas de ilusión vivieron y vivimos los seres humanos. Donde quiera que vamos los hombres, allí están representados los dos individuos, el valeroso Quijote y Sancho, uno altruista, el otro pasota, la dualidad o los pares de opuestos, que todos llevamos en nuestro interior…
Pero Cervantes, bardo de los tiempos modernos, ruiseñor sin par al cerrar la horrible noche de la decadencia española, donde los conflictos de los amos y señores crearon tantas desigualdades y que en el fondo se tradujeron en miserias humanas, de piojos y harapos, de imposiciones clericales y de reinos de taifas. Y es en ese momento donde Cervantes escribe con gran acierto la obra universal de ética, como libro caballeresco. ¿Haría falta en nuestros días algún Quijote, para erradicar la decadencia en que nos tienen sumidos en este siglo de las tecnologías y de la incomunicación, entre los individuos? Así, el sublime manco escribió un drama, el drama de la crucifixión del ideal y también de la ascensión de ideales a los cielos de los pensadores.
El joven gallardo, altruista, lleno de elevados anhelos hacia el ideal de un porvenir en bien de sus semejantes; el joven que leyendo la historia de los grandes genios o sus predecesores decía: “yo también soy pintor” de clásicos maestros, mi pluma es el pincel de grandes verdades. El hombre maduro que tras una lucha titánica por realizar un ideal en la escritura, apunta con su lanza contra los fantasmas que no eran molinos, sino desafueros de ciertos individuos petulantes y faltos de la esencia humana, por esta razón Don Quijote se hizo caballero andante.
En la época que Cervantes escribió la gran obra caballeresca, que parece una fantasía de locuras y ensoñaciones, describió el personaje de Sancho Panza como pieza de la dualidad, que unas veces pone una vela a Dios y la otra al diablo.
¿Por qué Don Quijote es un ser sin mancha? Los individuos de recto proceder, idealistas y utópicos, sueñan por una sociedad mejor. Estos no están locos, sino que anhelan con sus ideas entrar en la ciudad de utopía, preñada de mejores condiciones de entendimiento.
Don Quijote mismo, apenas sí en su juventud viera una vez a Dulcinea, en la que encarnó, sin embargo, el ideal de su alma. Ideal que, como todas las almas, al tenor de la frase evangélica, carecen de sexo. Es más: hasta Helena de Troya, como Helena de Apolonio de Tyana, o como la Isea de Tristán, no eran tales mujeres históricas como tratan de hacernos creer nuestra triste necromancia, sino mujeres símbolos.
En los precedentes literarios del “Quijote se lee” Cervantes, que según su frase “leía hasta los papeles que encontraba en al calle”, tenía un amplio conocimiento de la literatura española e italiana principalmente. Por eso se ha buscado siempre el fundamento, la influencia y la exquisitez del maestro de la literatura española y universal. En España mostraron también unánimemente su oposición a los libros de caballería los humanistas ascéticos, desde Luís Vives y Juan de Valdes y muchos otros.
Así nos sucede eternamente a lo largo del sendero de la vida, olvidamos que la llamada realidad transitoria de aquí abajo es mera proyectiva geometría de la quijotesca realidad. Y enfrascados en un mar de ilusiones, deseamos ser felices en lo transitorio y efímero, no buscando en lo más profundo de nuestro ser y nos olvidamos de ser Quijotes sin mancha…"

José Tarrazó

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

9 comentarios:

María dijo...

Por favor, cuando puedas, pásate por mi blog, a recoger un premio, que yo te concedo con cariño.

Un beso y feliz puente.

Esther dijo...

Hola! me ha gustado este post, justo yo en varios blogs de los que visito sigo la lectura del quijote y me parece muy interesante, te invitaría a que les echaras un vistazo, si te gusta el quijote te encantarán.. Están en mis enlaces , es el de pedro ojeda que es el que lanzó en su día la idea y el de se buscan lectores de juan luis que también me encanta como lo comenta... Y Dianna de vez en cuando también hace un apunte al respecto.

Yo diría que cervantess en su día lo basó en una novela caballeresca porque sería como la moda entonces de escritura, al igual que hubo la epoca de las novelitas de amor, y las de suspense.. etc. Y también es verdad que como bien dices realmente no era un loco, era alguien con ideas propias diferentes al resto, y ya se sabe que todo lo diferente asusta y se ve raro.. eso le pasaba a el..

besos y espero que te gusten también esos blogs que te recomiendo

Emig dijo...

Estimada María. De nuevo me has sorprendido mucho con tu regalo, con ese premio que más allá de la forma, lleva un contenido especial, además viniendo de ti...
Ya lo tengo en línea y por aquí, te mando mi sincero agradecimiento y un beso.

Emig dijo...

Hola Esther!
Gracias de verdad por tus recomendaciones. En realidad lo que dices, así lo veo, de ahí que hiciera las gestiones para poder publicar este artículo de opinión en el blog y compartir con tod@s este maravilloso texto.
Hay quien dice que El Quijote va más allá de una novela de caballería, pues conlleva entre líneas mucha sabiduría entre sus metáforas, porque acercan al lector a esos valores tan esenciales, pero tan alejados de nuestras vidas.
Gracias Esther.
Un beso

Anónimo dijo...

Un artículo que es un verdadero despliegue de contenido ético.

Auxi dijo...

¿Haría falta en nuestros días algún Quijote, para erradicar la decadencia en que nos tienen sumidos en este siglo de las tecnologías y de la incomunicación, entre los individuos?

Si , si , si , si , sin duda

increible el artículo, increible Quijote

Emig dijo...

Hola Auxi. Encantado de tu visita, gracias.
La verdad es que el motivo de este artículo y las gestiones para poderlo añadir al mundo de la lectura virtual fue precisamente tu comentario. Las buenas palabras, unidas a los buenos personajes, como las buenas historias, son lectura del siempre ahora.

Bowman dijo...

En quién se inspiraría Geroge Lucas para los personajes de C3PO y R2D2 ¿verdad?
:)

Emig dijo...

Bowman... un excelente apunte... ¡vaya que si!!
:)