feed

[Valid Atom 1.0]

lunes, 11 de agosto de 2008

Gravedad cero

"Cuando os alejéis de vuestro amigo, no sintáis dolor.
Porque lo que más amáis en él quizá esté más claro en su ausencia,
igual que la montaña es más clara desde el llano para el que quiere subirla".


(De la amistad, K. Gibran)


Me gustaría ser ese que camina, que se mueve, que se acerca a las personas y a las cosas, que siente cariño, incluso amor, que se desenvuelve desde la amistad, que es uno con todo, pero a la vez, deja que ese todo sea libre; que el desapego sea tal, que ninguna fuerza motriz o gravedad me tendiera la trampa de la telaraña, o quizás ser yo la araña imponiendo a alguien la mía, y así, ir tejiendo la maraña que a veces hacemos y agrandamos y fortalecemos entre unos y otros...
Creo que querer para nada es poseer, aunque pienso que todavía no lo he aprendido. Creo que la amistad, como cualquier tipo de relación, debe vivirse desde la libertad de la gravedad cero, sin que existan ataduras que condicionen o dirijan las andaduras.
Quizás la gravedad terrestre nos hace creer que debemos tener cogido a quien sea o lo que sea desde nuestra propia gravedad. A veces, cuando alguien se aleja "más de la cuenta", en vez de practicar el desapego como experiencia, practicamos el enfado. Y no es necesario que sea alguien, puede alguna circunstancia torcerse, dejar de ir como queremos, y aparece en nosotros la señal de alarma.

Quizás el movimiento de la vida no es siempre entendido, aceptado y reconocido como un ritmo vital y global, sin embargo las vicisitudes tienen todas su respuesta a su debido tiempo y ahí, es donde la actitud evoca la gravedad cero, la cual, vive y deja vivir; la cual no es una puerta abierta o entornada o cerrada, sino que no hay puertas, como en el espacio.
Cerrar los ojos y contemplar el vacío, porque todo lo que es no se ve a través de los ojos, como tampoco los demás sentidos captan la realidad en su totalidad, a veces me pregunto si van más allá de lo aparente...

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

15 comentarios:

Pedro dijo...

Practicar el desapego emocional es de las cosas màs difíciles que se pueden hacer, pero sólo así se conocerá el verdadero Amor. Ese debería de ser nuestro rumbo.
Vuelves a poner el dedo en la llaga con tus reflexiones.
Un abrazo.

Emig dijo...

Hola Pedro.
Así lo creo, como también observo, veo y siento que el camino de la vida nadie nos ha dicho que sea fácil, ni que sea lo que pensamos, aunque podemos elegir seguirlo desde la luz o desde la oscuridad. Dejarse llevar es uno de los mayores hábitos quizás, y no es contradicción hacia uno mismo cuando lo que se pretende es cambiar, aunque sea imaginando que lo utópico, aunque ni se compra ni se vende, va más allá de lo aparente.

Un cordial saludo.

Natacha dijo...

El amor es tendente a la asfixia, a ahogar al otro.
Como bien dice Pedro (el sabio pedro) es uno de los ejercicios más dificiles... soltar la mano, para que el otro pueda volar libre... y esperar, espera que vuelva... o no.
Un bonito texto ilustrado con el gran Kalil..
Un beso
Natacha.

Emig dijo...

Hola Natacha. Hermoso es ver como las palabras hacen de alas en nuestro particular vuelo, aunando ideas que nos enseñan, recuerdan, alientan el caminar.
Besos

María dijo...

Las personas somos emocionalmente apegadas y dependientes de otras personas, y cuando se quiere a alguien, bien sea el cariño que se tenga, de amistad, de amor, fraternal ... etc., sentimos un arraigo de apego y de dependencia que es imposible dejar de sentirlo, y por mucho que se desee sentir libre de emociones y de sentimientos, yo lo veo prácticamente imposible, porque creo que todas las personas somos, inevitablemente, dependientes emocionalmente. De este tema ya hablé yo en un post en mi blog.

Un beso.

Emig dijo...

Hola María!!
Certeras todas tus palabras como siempre. Además del aspecto emocional, el cual como todos habéis dicho es "complicadillo" he intentado en este escrito dar al desapego una amplitud total, referido a todo, por verlo a veces como puerta de libertad y, entender que el apego nos entra por los sentidos y los mismos hábitos y forma de ser, en cierta manera es también apego.
Un beso

Shanty dijo...

Un post muy reflexivo. Sabemos que ese es el camino hacia un verdadero Amor, pero estamos condicionados a vivir con ese apego que todo lo desgasta.
Sin embargo, hay que seguir haciendo la lucha para llegar a la gravedad cero.
Un beso,
Shanty

Noche Hermosa dijo...

Todos somos seres emocionales, que en algun momento inevitablemente hacemos uso del apego ...justificado o no, es una conducta natural que puede implicarse como una manifestación de amor; así como tambien puede demostrar necesidad de apoyo, de afecto, pero sobre todo necesidad de compañía.

El aprendizaje cuando nos hacemos conscientes de esto, es dejar a la otra persona libre, pero la prueba real consiste en hacer esto sin sentir dolor por la ausencia, que mucha veces se genera no por la otra persona en si, sino por como somos cuando estamos con ella.

Pero asi es la vida, y debemos buscar la mejor manera de mantener a nuestros seres preciados tan cerquita como se pueda pero sin causarles tanto revuelo, sin mas, lo que cuenta es el cariño y afecto del uno hacia al otro.

Definitivamente somos una maraña de sentimientos, pensamientos y emociones mezcladas con un tanto de racionalidad e inteligencia.Humanos al final de la cuenta :)

Muchas gracias por tu visita, a mi tambien me alegra mucho haberte encontrado.

Saludos nocturnos

Elena dijo...

Hola Enig
Muchas gracias por tu visita a mi blog.
He leído lo que has escrito... Sí, supongo que es algo muy humano el querer tener cerca y "controladas" a las personas que amamos (pareja, amigos, familia), sin darnos cuenta de que la verdadera prueba es dejarles libres y que no se vayan.
En fin, supongo que no es fácil asumir cuando alguien se va... simplemente porque no era lo que tú creías (verdadero amigo, verdadero amor)
Yo no lo estoy pasando muy bien, precisamente porque la persona que amaba se ha alejado irreversiblemente y para siempre...
Supongo que nunca fue mío, como yo creía.
Un beso

mi despertar dijo...

¿Sabés?









Escribís como los dioses si es que los dioses existen. Me gustó tanto, mucho, tu texto

besos de nubes para hoy miércoles

Esther dijo...

Hola! yo creo que el hombre a veces es tan sociable que necesita la seguridad de que va a tener a alguien cerca,que no va a quedarse solo, por eso busca como unas ataduras,compromisos con alguien de su entorno, para no sentirse sólo en este mundo en medio de la inmensidad,porque no hay nada peor que sentirse sólo estando acompañado..

Besos

Emig dijo...

Hola Shanty. Encantado de verte por aquí... Desde luego, el que no quiere caminar no es porque nos falte camino ¿verdad? Quizá necesitamos leer y recordarnos a nosotros mismos lo que es el camino, lo que es el sentido y convertir en acción los pensamientos, aunque no importa si vamos a favor o contracorriente, creo que lo fundamental es sentirlo dentro.
Un beso

Emig dijo...

Noche hermosa: hermoso es leerte desde tan cerca. Además tu compañía desde la palabra escrita es impulso para caminar. Me gusta leerte y tu expresión es lo que siento desde cerca. Gracias.

Un fuerte abrazo.

Emig dijo...

Hola Elena!
Maravilloso leerte desde aquí. Creo que la mayoría pasamos por situaciones parecidas, en esos casos, más importante que nunca es seguir estando desde uno mismo y para la vida pues, lo que hoy no sabemos la razón, mañana conoceremos su porqué, pero sólo si sabemos estar. Creo que aceptar las cosas es aprender que aunque demos todo, la respuesta sigue siendo la vida y por el tiempo, lo conveniente y necesario para cada cual se da...

Un fuerte abrazo.

Emig dijo...

Mucha...¡eres un encanto!
Lo breve no es solo bueno, también tierno y tú, además de Mucha eres Vida, porque así lo demuestras desde tu blog, desde la perspectiva de tus pensamientos.
Todos somos dioses, sinceramente así lo pienso, pequeños dioses en potencia, pero lo somos cuando nos dejamos llevar por el interior, por lo que no vemos o sentimos pero descubrimos un buen día de nuestra vida que ahí está, y ahí ha estado siempre.
Un beso, diosa.