feed

[Valid Atom 1.0]

martes, 26 de agosto de 2008

Transiciones


Posiblemente vivamos la mayoría una transición, quizás horrible, desde que una relación desaparece y aparece otra en nuestra vida.
Sea también una transición el momento de reconocer que una página ya está muchas veces leída, vista y lista para sentencia; con lo cual, sentimos que debemos pasarla y ese instante de coger el papel, levantar la hoja y girarla 180 grados resulta doloroso y nos sentimos en ese momento de transición, como el vagabundo solitario, aceptando y asumiendo el más allá del umbral de una vida errática...

Hay tanta distancia, diferencia, relatividad en cómo vivimos cada instante. Unas veces se llama transición, otras impulso, también parada... sin embargo, pienso que estos momentos son conceptuados por nosotros porque necesitamos etiquetas que nos sirven de muletas, de apoyo seguro, incluso incondicional; cuando quizás, en vez de observar lo que vivimos y cómo lo vivimos desde la mente y su interminable jauría de conceptos, deberíamos vivir desde la continuidad de nosotros mismos, sintiéndonos íntegros con cada instante, el cual, nos permite hoy ser protagonista y mañana un "simple" espectador.

Todos sabemos qué veloz se vive desde la alegría, pero también conocemos el sinuoso andar de caracol cuando sentimos la tristeza, y aun entendiendo que tal relatividad de tiempo nos la hace ver todo aquello que no tenemos, que ahora no vivimos o sentimos, o la contraparte de alegría, seguimos con la farsa en vez de aceptar las nubes, como parte del natural ritmo...
Buenos son los referentes que tenemos de la vida. Como también es fantástico reconocer que vivimos, existimos y nuestra voluntad es libre albedrío ante cualquier decisión, recordando que la voluntad no es deseo, como tampoco añoranza. A veces pienso que la voluntad parte desde la aceptación de lo que somos, y esto es muchas veces un camino por descubrir, un sendero que se vislumbra, cuando no somos esa hoja de papel escrita con lo mismo y que se deja llevar por la brisa, el viento o el vendaval, sino que tenemos y somos más que eso, una hoja escrita y muchas en blanco para escribir siempre, borrar, cambiar, ordenar, desechar... en definitiva, vivir.
Que la llamada transición sea parte de la aceptación unida a nuestro fluir; seamos como la Naturaleza, viviendo una continua transición, pues sólo nuestra mente es quien le pone nombres, le da forma de carencia o abundancia, dolor o placer, con lo cual, ¿por qué no ser libres sin más etiquetas?

Nada es tiempo perdido cuando se vive y aprende.

Un árbol no vive el día a día. Los vive todos juntos. A partir de un día vive, y cualquier día futuro muere, sin más...

Emig

"Una broma del destino. Una melodía acelerada en una canción que nunca acaba. Ya he tenido suficiente. necesito alguien que comprenda que estoy solo en medio de un monton de gente. ¿Qué puedo hacer? Quiero vivir. Quiero gritar. Quiero sentir el universo sobre mí. Quiero correr en libertad. Quiero llorar de felicidad. Quiero vivir. Quiero sentir el universo sobre mí. Como un náufrago en el mar quiero encontrar mi sitio."

Amaral. "El universo sobre mí" (fragmento)

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

22 comentarios:

Noche Hermosa dijo...

Siempre das en el punto exacto.

te leo, y me llega.

Disculpa mi escases de palabras..estos ultimos días estoy de "transición" je je.

Un beso.

lapijaalternativa dijo...

jajajajaajaj.Pero qué gran sorpresa!!jajajajaajaj.Tú si que me has hecho sonreír con tu felicitación.jajajaja.Gracias Emig.De veras que no se me ocurre como has podido enviarme algo a mi dirección de correo, porque nunca te la he dado.Pero aún así, (como una ingenua*) he mirado en ella.Te la envio, creo que al menos por esto te la mereces...
lapijaalternativa@hotmail.com

Un besote campeón!

Esther dijo...

Hola Emig! comprendo muy bien este post tuyo yo he pasado por un tiempo de transición de cerrarme al mundo porque estaba desbordada y tener algo más como de paz interior y ahora vuelvo con más fuerza a él para disfrutarlo. Mi etiqueta ha sido cerrar y abrir la puerta al mundo, cada uno tiene una en algún momento de su vida y le pone el nombre con el que se siente más comodo en la etiqueta.

Besos

muchadela torre dijo...

Nada se pierde bueno se pierde al ser que se ama y no lo verás mas, se pierden sueños y las llaves para entrar en ellos, se pierde el tiempo mientras volamos con el viento, se pierden años y peso también se pierde, mientras mis sueños duermen en la terraza de mi imaginación

La Gata Coqueta dijo...

Ser libre, esa es la definición perfecta, caer y levantarse, tropezar y volver a empezar aun sabiendo que no podrá llevarse a efectivo tal historia.
De lo contrario se estaría muerto...como lo están los teledirigidos, por que no hay capacidad de aguante y de sufrimiento.

Se lo dan todo echo desde la última enseñanza...

No se quiere decir que hay que sufrir para ser feliz, pero para ser libre si y no pertenecer a ninguna granja con diferentes nombres y apellidos...

Un beso y un abrazo de esta que escribe y hasta pronto.

los pensadores dijo...

hola esperamos no molestar,ese posteo esta en lo correcto...nosotros tmb pasamos por transiciones...ese tiempo en el cual nos aislamos del mundo...muy buen post,nos llego ese posteo....esperamos verte para compartir mas posteos y comentarios juntos..

nos vemos un abrazo

Emig dijo...

Hola Noche Hermosa. Nada que disculpar y mucho que agradecer tus palabras, siempre. Hay momentos para todo y estando, en según qué cosas, ya hacemos mucho.

Un abrazo!

Emig dijo...

Gracias lapijaalternativa!!
Hice buen uso de ella y no como H.G. Wells... tanto viajar, llegaré a no necesitar de la máquina...
Felices días!

Emig dijo...

Esther... hola!!!
Pues si, yo no vivo actualmente ninguna transición concreta, pero al observar algunos momentos, días, épocas, me doy cuenta de que la transición es más evidente por identificarla así, sin embargo, estando tranquilo, observo que siempre vivimos transiciones, que son pequeñas, apenas visibles, pero cambiamos, quizá sea ese el primer paso para encontrar que podemos ser más conscientes de lo pequeño viéndolo de esa manera...

Un beso

Emig dijo...

Hola Mucha!
No sé lo que se pierde, pero batallas las precisas no más... y estar en las perdidas es tontería... Con todo lo que hay para hacer, vivir, mejor estar viviendo que mirando desde el balcón de uno mismo cómo pasa la vida.

Me alegra leerte.

Emig dijo...

La gata coqueta... hola!!
Libertad... Sí. Supongo que desde ella la perspectiva de todo cambia pues, hacer lo que nos place, quizás no es libertad, pero hacer lo que debemos en cada momento sí lo es. Pero ¿decidimos o "nos deciden"?

Encantado de saludarte. Un beso

Emig dijo...

Hola "los pensadores"
Muy grata visita y comentario. Agradecido estoy y, además, tengo pendiente visitar vuestro lugar virtual, el cual parece afín a pensamientos propios.

Un abrazo y sí, seguimos en contacto.
Gracias!

Nuria dijo...

Gracias por tu visita.
Un blog muy interesante.
Me seguiré pasando por aquí.
Por cierto,estoy muy a favor de la homeopatía.
Un saludo

Natacha dijo...

El cambio forma parte de nosotros. La libertad, creo que no.
No somos libres de casi nada. Los condicionamientos de todo tipo nos poner barreras insalvables... y uno las rodea, cambia de estrategia... pero siguen allí, si superas algunas, otras más allá volverán a hacerte cambiar...
En definitiva, crecer, saltar, cambiar, está en la esencia del ser humano y yo creo, que es necesario
Un beso, cielo
Natacha.

Emig dijo...

Gracias a ti por la tuya, Nuria. ¿Sabes? cuando observas el mundo sin verlo realmente, parecen muchas cosas iguales o muy parecidas, tu blog, es de esos que recuerdan que hay otros mundos, pero están en este (esto lo decían hace años Plaza&Jabes).
Mi comentario viene a cuento de lo maravilloso que es encontrar blogs que son verdaderos mundos y, reconocerte desde mi visión, que el tuyo es uno de ellos.
Un cordial saludo!

Emig dijo...

Hola Natacha!!
Entiendo y comparto tus palabras. Pero creo que la libertad se vive desde el pleno convencimiento, la plena aceptación de los condicionamientos. Es como aceptarlos de tal manera que ya no lo son. Creo que hay tantas y tantas apariencias y creo que ellas, lo aparente, no deja ver más allá. Lo mismo sin el disfraz, se vive desde la libertad. A veces creo que hay casi más disfraces que teléfonos móviles...
No estoy pesimista, amiga, tampoco observando a nadie ahora mismo, no. Pienso al socaire de sensaciones y recuerdos, incluso vivencias y de ahí los disfraces. Creo que tengo el mío, pero va cambiando y tal hecho puede que llegue a ser el caballero sin la armadura oxidada...

Un besazo.

Marinel dijo...

Hola Emig.Voy a intentar conoceros a todos los que Natacha me ofrece conocer de forma gratificante,para mí al menos.
Escribes de maravilla y haces que la mente discurra por derroteros del pensamiento prendiendo mechas a su paso.Al fin y al cabo,como en la misma vida,plagada de sucesos y períodos donde es indispensable reflexionar,tomar decisiones que nos afectan en mayor o menor medida; y que por tanto suponen transiciones que aceptar o rechazar según la decisión por la que optemos.Tanto en un caso como en otro,la transición aparece en muchos recodos del camino y algunas, son verdaderamente difíciles de adoptar,pues te cambian la vida,haciendote sentir perdido en muchos momentos,deshubicado como en la canción:sin sitio.
Perdona la extensión.
Besos.

Anónimo dijo...

Hola amig! soy Sergio, estoy pensando seriamente utilizar este tipo de página para expresarme ya que cada 2 por 3 soy censurado y me desactivan la cuenta del fotolog..

Ahora.. arremeto con todos XD

Me tienes que explicar como vá esto y si me pueden desactivar la cuenta XD

Un saludo y gracias :)

María dijo...

Emig:

No te imaginas cuánto me alegro de que tengas tantos visitantes y amigos blogueros, y de haber ido viendo en tu blog cómo ha ido creciendo el enlace que tienes a mano derecha, y es que, no me extraña, porque haces de tus escritos que, no solamente, crezcan en el número de visitantes, sino que con tus palabras, nos hagas alimentarnos en cuanto a reflexiones.

Respecto al comentario de tu escrito te diré, que mi vida, en este año, ha sido una total época de transiciones, muy diferentes, muy bruscas, muy inimaginables, difíciles de adaptarse, han sido circunstancias vividas y que sigo viviendo, que ni yo misma me llegaría a imaginar viviría, aún creo que estoy soñando una pensadilla y que no he despertado de ella, pero creo que todo cambiará, porque nada permanece quieto.

Te deseo una feliz tarde.

Un beso.

Emig dijo...

Hola Marinel.
Vengo de tu blog. De vivir, gracias a las palabras que escribes en él, retazos imborrables de creatividad llena de vida y de presente. Menudo blog y contenido...
También por aquí, te agradeco la visita y te mando un afectuoso saludo, desde la alegría de este hermoso inicio que es conocerte.
Se me ha echo corto leerte ;)
A veces pienso que la mejor reflexión es prestar atención, pero hacerlo desde ningún lugar prescrito, sino desde el vacío de lo que hay, cada nuevo instante.


Un abrazo

Emig dijo...

Hola María!
Una alegría leerte. Nada permanece quieto... así lo creo yo también. Y cuando lo parece, creo que es porque esperamos que se mueva aquello que necesitamos y así, no vemos hacia donde deberíamos, que es nuestro pequeño todo, y ahí si se aprecia el movimiento, aunque este sea tan silencioso como el crecer de una planta en el jardín... de la vida.

Un beso

Emig dijo...

Sergio... me alegra "verte" por aquí ;)

Te llamo mañana y comentamos...

Un abrazo, amigo!