feed

[Valid Atom 1.0]

sábado, 20 de septiembre de 2008

Utopía del sueño


Es curioso y hermoso leer entre líneas, incluso entre palabras, el significado de las metáforas que ponemos cuando escribimos, y la sensación nos invita a poder expresar casi con voz, un contenido que proviene del mundo de los sueños, quizás de la libertad que “olemos” más allá de lo mundano que vivimos, y, aunque todo es importante, pero a veces nos gustaría poder trasportarnos a un lugar, ver de cerca a alguien y compartir un instante en el que nada existe salvo eso... y después volver y seguir, aunque vivir que todo en realidad es una continuidad, una necesidad que se precia en la vida y quizás a veces, sentimos que el verdadero movimiento del ser no lo hacemos desde lo físico o tangible, sino esa otra manera de viajar... que algunos llaman fantasía.

¿Existirá un lugar donde sólo habitan los sueños pero todo ser viviente los vive y, por lo tanto, no necesitan soñar?

A veces pienso que ese lugar es nuestro destino...

Tamaña importancia tiene quizás, el vivir desde lo aparente aunque parezca un destierro del corazón, pero mirando hacia delante y buscando en el propio horizonte la grandeza del Ser, sin necesidad de entender nada desde la mente, sin temor a ninguna equivocación, y sintiendo la continua vibración de lo silente al caminar. El país del soñar sólo tiene el precio que ponemos cuando el mundo de la forma delimita la conciencia de lo que es, cuando observamos sólo desde los cinco sentidos...

Algarabía no es utopía. Tampoco el silencio real existe. Lo necesitamos para discernir el propio canto, y leer entre sus acordes la mágica expresión que tras los velos adivina posibles caminos, quizás son nuevos pasos que no necesitan respuesta ni confirmación de nada, porque no están condicionados por la vida que conocemos, porque son semilla de la vida que ofrecemos, desde lo que ella nos ofrece que no vemos...

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

28 comentarios:

mia dijo...

Vivir sin sueños no es vivir...

Vivir ausente sin ilusión

no es ser feliz...

Margarita Fernandez dice;

Una pregunta posible sería, como atravesar esas barreras que no nos permiten la felicidad?

En algunas familias los modelos transmitidos fueron de infelicidad, sufrimiento, dolor. Vale la pena hacer el esfuerzo de intentar día a día romper con eso y aunque no sea una tarea sencilla, todos tenemos la posibilidad de hacer una revolución en nuestras vidas e ir más allá de esos modelos que tanto nos marcaron. Tenemos el deber de esforzarnos en ser felices, pues la vida nos da ocasiones a cada instante para serlo. Es una pena dejarlo pasar y dejar de esa manera pasar la vida sin atrevernos a vivirla de una manera más digna.

Si no es posible, si tanto nos cuesta, el psicoanálisis tiene muchas herramientas para ayudarnos en el intento, siempre y cuando estemos dispuestos a hacerlo. Lo antedicho no es solamente una invitación a la lectura de la obra de Freud, que es algo apasionante y enriquecedor aunque un tanto complicado a veces. Es en realidad una propuesta, si lo consideran oportuno, la de recostarse en el diván de un analista y ponerse a trabajar ya que la felicidad es posible, no es una utopía y si así lo fuera, que importa, como dice Serrat, "…sin utopías la vida sería un ensayo para la muerte…"

Preciosa entrada,como siempre,Emig,muchos besos

M.Jose dijo...

Gracias a la metáfora podemos expresar aquello que no vemos pero que intuimos y a veces se queda corta. Es una manera de encontrar una visión diferente a nuestra mirada limitada.
Pero existe toda una magia que hay que reencontrar y que existe un ritmo bajo la condición humana que nos separa del gran rito del mundo.
El camino quizás sea simplemente darnos cuenta de lo que ya está aquí y aprender a tener confianza en una transmutación que hay que hacer en nuestros corazones.
Emig, es precioso todo lo que dices.
Un abrazo y besos
MJ

Auxi dijo...

Existe

un mundo en el que solo habitan los sueños, en el que no hace falta soñar porque ya se vivie entre ellos, en el que la mente puede volar libremente, sin tapujos, sin ataduras, sin conciencia y sin tiempo

exite

a mi tus palabras siempre me hacen soñar, mil gracias por tus visitas

un gran abrazo Emig

Esther dijo...

A mi me encantan las metáforas para escribir y sobre todo si es algo personal para no descubrirlo completamente es como ponerte una máscara digamos en la que dejas ver una parte de ti,lo justo sobre todo que para quien te conoce bien sepa el significado de tus palabras.

Cada uno tiene en su mente un lugar donde soñar,ese rinconcito suyo y personal al que si el quiere no puede acceder nadie, es como una salita en tu casa con todas tus cosas personales al resguardo del resto de la sociedad,para perderte por un momento.

A mi me encanta soñar.

Muchos besos y pasa un buen fin de semana

Marinel dijo...

Veo que antes de que cuelgues tu escrito ya tienes comentarios y eso es porque transmites lo que tus sueños te dictan, lo que tus manos teclean escuchando las palabras que te susurran en el silencio de tu cerebro.
Ellos, los sueños son metáforas de la vida, son sucesos que se transforman o anhelan como si tuviesen alma propia o quizá la tengan, o quizá ellos sean el alma de las cosas...

¿Existirá un lugar donde sólo habitan los sueños pero todo ser viviente los vive y, por lo tanto, no necesitan soñar? Emig.

¿Ves? estás diciendo justo eso, anhelando justo eso.¿No será porque en realidad somos sueños desubicados que sueñan con volver a ser y formar parte de ese mundo donde no es necesario soñar? Y sea sencillamente porque se vive lo soñado de forma tangible y real...
Un beso.

Mariposa_de_papel dijo...

"¿Existirá un lugar donde sólo habitan los sueños pero todo ser viviente los vive y, por lo tanto, no necesitan soñar?"

Desearía no estar más entre los mortales, sino crear una vida paralela donde sólo bailen mis sueños al compás de la ilusión.

Saludos

Natacha dijo...

Vivir en un sueño no es posible, pero incorporar éstos a nuestra vida si,
Compartir ese espacio y caminar a su vera, mirando sin tocar, observando y disfrutando a la par que la vida nos acompaña. Lo real y lo soñado conforman una realidad bien completa. La pena es que hay muchos que obvian los sueños, la fantasía y pasan por la vida sin echar nunca un vistazo a esa parte de nuestro cerebro...
Precioso, Emig.
Un beso
Natacha.

Noche dijo...

Todos y cada uno de mis escritos son una gran metafora....sin mis sueños y anhelos no sería quien soy..perdería mi esencia..soy de Utopía...nací allí :)

Un besototototototote Emig

Inés Bohórquez dijo...

Creo que la vida es en si un largo sueño lleno de sueños que queremos realizar...

muchas veces ensoñamos algo y lo vemos tan tangible que pasa a ser algo sumamente irreal de cuanto lo deseamos...

filosofar y vivir
soñar y dibujar
esperar y aceptar...

un abrazo Emig y muchas bendiciones

Trenzas dijo...

Los aborígenes australianos, dicen que "al principio del principio, el hombre vivía en el cielo y soñaba que vivía en la tierra" Cada persona, animal o cosa era solo un sueño que transcurría en la tierra, pero cuando el hombre moría aquí, despertaba en su auténtica casa; el cielo.
Una metáfora preciosa nos parece a nosotros; para ellos era una realidad.
Aunque quizás esa realidad sea más cierta de lo que imaginamos :)
Estupendo post, Emig.
Abrazos.

Sendieva dijo...

Es mejor vivir con sueños, siempre tienes la opción de vivir algo que no sucederá nunca, eso si me parece maravilloso saber leer entre líneas y encontrarte con alguien que tambien lo haga...

Bonito lo que escribiste, como siempre... un gran abrazo.

Reina dijo...

Emig si algún día voy a ese lugar, no pienso volver ni segur; me quedaré allí y haré que ese instante sea eterno.

Besos

María dijo...

Yo creo que es bueno tener sueños porque significa que vivimos con ilusión, que no perdemos las esperanzas, que la llama está encendida, con esos sueños hacemos que las cosas negativas se puedan convertir en realidad, haciéndolas positivas, a través de nuestra energía interior.

Un beso muy grande, amigo mío, y te deseo una feliz tarde.

Emig dijo...

Amiga Mía :)
Todo tu comentario íntegro dice mucho. De Margarita Fernández me ha gustado mayoritariamente y me he resaltado a mí mismo "todos tenemos la posibilidad de hacer una revolución en nuestras vidas e ir más allá de esos modelos que tanto nos marcaron" "Tenemos el deber de esforzarnos en ser felices, pues la vida nos da ocasiones a cada instante para serlo".
La palabra revolución en sí me entusiasma. Cuántos han habido en la historia del planeta bajo esa etiqueta y el tiempo ha dicho de muchos que sus vientos de cambio eran necesarios...

Precioso e instructivo comentario.

Besos!

Emig dijo...

Mª José. Al igual que la palabra revolución, mencionada en mi respuesta a Mía, hay otra que dices tú: transmutación. Siempre al leerla u oírla me viene a la mente la alquimia y los alquimistas y esa trasmutación que quizás, más que buscando el oro desde cualquier metal, se referían estos magos a el cambio que cada cual mediante la voluntad, debemos practicar en nuestras vidas...
"Una visión diferente a nuestra manera limitada" o también lo llamo yo una expansión de conciencia...

Gracias Mª José. Un beso

Emig dijo...

Auxi. Tu primer "existe" me ha hecho sonreír, y me ha sonado a solemne, como escuchado en una gran iglesia...
Hay palabras que al escribir, quizás hacemos partícipe a quien la lee del tono desde el que la apuntamos...

Un encanto eres. Gracias por tus palabras y tus sueños escritos...

Emig dijo...

Amiga Esther... estamos de acuerdo ambos en tu descripción. Más allá que un recurso es justamente una expansión del mismo pues, donde el horizonte parece terminar, aparece la metáfora y reinventa el instante dándole amplitud...

Un beso enorme.

Emig dijo...

Marinel...
Dices: "¿No será porque en realidad somos sueños desubicados que sueñan con volver a ser y formar parte de ese mundo donde no es necesario soñar? Y sea sencillamente porque se vive lo soñado de forma tangible y real..."

Sueños desubicados que sueñan con volver a ser... ¡casi me haces fumar dos cigarros a la vez! :)
Esto escrito por ti, lo llevaré muy cercano allá donde esté...
Adoro conocer personas. Les cojo cariño y creo que es algo inherente en la mayoría; reconozco que a veces en el camino de la vida encuentras seres especiales, que de alguna forma están en tu sueño y no los reconoces desde la mirada...

Grande eres... lo digo de verdad.

Un fuerte abrazo.

Emig dijo...

Mariposa de papel.
Gracias por tu visita!
Y... sí, coincido contigo y no me siento repetir lo escrito pues es algo que anida en cada ser... quizás por ello aunque el camino sea tedioso a veces, seguimos ahí.

Un abrazo

Emig dijo...

Amiga Natacha. Aunque cada cual tenemos nuestra manera de decir las cosas, siento que coincido contigo y tus palabras.
Sólo quiero decirte que a veces pienso que estoy, estamos las personas, sumidos en un casi completo sueño cuando, como dices, obviamos éstos... los de verdad, los que llegan afuera desde dentro y creo que a lo largo de la existencia indican su presencia...

Un fuerte abrazo, estimada amiga.

Emig dijo...

Hola Noche!!

Tu besotote me ha encantado... ¡gracias cielo!
Ambos somos de allí... o de muy cerca...
Aprovecho para decirte que la imagen que lleva este blog, ese mapa, corresponde a la obra Utopía de Tomás Moro...

besitos grandes.

Emig dijo...

Inés, gracias por tu visita y palabras... Veo en ellas el carisma de alguien que sueña, pero también el discernimiento es su aliado.
Prefiero soñar que ilusionarme. Veo en la ilusión (como la entiendo) un posible espejismo. El sueño es más silente, creador, interior y pertenece al mundo de donde todo es posible, aunque el tiempo sea la eternidad...

Un abrazo.

Emig dijo...

Hola trenzas!!
Me ha encantado tu comentario y además alegrado porque me has recordado algo que leí y me gustó, tomando nota que tiene para mí un significado especial y ahora apunto:
“El mito, en la versión de Vives, es el siguiente: los dioses, para celebrar el cumpleaños de Juno, son obsequiados con una representación teatral organizada por Júpiter. En ella, la Tierra funciona como escenario y, en él, aparecen diversos actores entre los que sobresale el hombre con su máscara.”
(Diálogos y otros escritos, de Juan Luis Vives).

Un fuerte abrazo y gracias.

Emig dijo...

Sendieva, encantado de leerte y además poder seguir un poco tu comentario. Dices que es mejor vivir con sueños... así lo veo también yo, porque la mente concreta es fácil de manejar gracias a todos los condicionantes, esquemas y rutinas creadas; sin embargo la abstracción del soñar abre la puerta a imaginar, que va más allá del propio deseo y lleva a algún lugar exento de condiciones...

Un beso

Emig dijo...

Reina... Si algún día llegas a ese lugar, te pediría que pasaras lista y si ves que no estoy... ¡grita que te oigo y voy!!

Gracias! :)

Un beso

Emig dijo...

Estimada María... "que la llama está encendida" has dicho... ¡me ha encantado tu metáfora! Sin la llama y su luz, el mundo de los sueños sería oscuro. Quizás gracias a la llama, aun de día, vemos lo que debemos ver, sentimos lo que debemos sentir y más allá de reconfortarnos nos enseña el camino...

Un gran beso!

Bacdiras dijo...

Hola Emig!
¿La vida no es un sueño? Yo creo que sí. No sólo un sueño que no hay que tomarse muy en serio, sino un sueño en el que podemos realizarnos, a base de cosas sencillas.
Pero un sueño que a veces nos hace escaparnos a otros mundos de sueño. Otros al fin y al cabo, puede que diferentes, pero en definitiva otros mundo, que terminaría convirtiéndose en algo tan cotidano como éste.
Por eso vimamos este mundo como un sueño que en sí ya nos ofrece bastantes cosas.
Un beso.

josé dijo...

Me veo reflejado en tus cavilaciones sobre la metáfora ya que tengo una inclinación natural hacia ella, aunque a veces pienso que ella dispone de mí, y a lomo de ella ando. Me gusta leerte.