feed

[Valid Atom 1.0]

martes, 30 de septiembre de 2008

Cualidades

La Carpintería

Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba todo el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.
En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo.
Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo juego de ajedrez.
Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo:
"Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos".
La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
Se sintieron entonces un equipo capaz de producir y hacer cosas de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.

Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán.
Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos.
Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo, pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.

(Extraído de internet)


Lo he leído infinidad de veces y siempre me dice algo... Me recuerda que el orden es primordial. Que lo auténtico que anida en cada cual es lo que somos y mejor es que descubramos que somos especiales desde nuestras cualidades. Quizás puedan ser parecidas, iguales, pero ninguna palabra es exactamente la misma dicha por otra persona...

"Todos somos jardines, porque somos flores. Todos somos perfume, porque el alma nunca duerme"

Emig


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

18 comentarios:

Bacdiras dijo...

Hola Emig!
¿Sabes de lo que me hablaba a mí al principio? De la mente como un conjunto de herramientas que dejan de atacarse cuando están haciendo algo práctico, cuando son utilizadas para un fin concreto. Y en cuanto el carpintero, la conciencia, se va, ahí está la reunión de nuevo formada como un martillo, como un tornillo, como una lija criticándose los unos a los otros. Vamos, uno mismo contra uno mismo.
Bueno era una visión más. Cada loco con su tema... je,je,je
Me ha encantado.
Un besillo.

los pensadores dijo...

muy buen post pasamos rapidito porque tenemos un par de cosas q hacer la prox pasamos con mas tiempo y comentamos mas profundamente un abrazo esperamos verte pronto por nuestro blog.

suerte.

mi despertar dijo...

Hay me dejaste sin palabras tu prosa es inigualable!!!
Que mas puedo decirte poeta si me has dejado muda de placer ante tus letras

Auxi dijo...

todos tenemos caulidades, unas más ocultas que otras, pero que suelen aflorar en los casos necesarios, y si se trabaja en grupo se complementan con las cualidades del resto de personas

me ha encantado el texto, dice mucho, y es un gran ejemplo

un abrazo

Esther dijo...

Me ha encantado este post con sus reflexiones Emig, pues son ciertas, en vez de intentar sacar defectos a los demás o querer vernos por encima de ellos lo que hay que hacer es disfrutar de sus cualidades,pues defectos todos tenemos,eso está claro pero virtudes también y hay que pensar en positivo y verlas ,disfrutarlas...

Yo por eso de ti veo que eres una gran persona, un amigo cercano veo tus cualidades que son muchas y con palabras me quedaría corta.. y como te he dicho en mi blog eres de las flores más bonitas en mi jardín de la amistad ,que me gusta regarla día a día por lo que me aportas.. sinceridad,cercanía ,amistad...

No cambies,vales mucho.

besos

Noche dijo...

Gracias Emig.

Infinitamente.

M.Jose dijo...

En esencia somos perfectos y nuestro ser...nuestro YO grande nada necesita, nuestra alma no necesita del sueño, ella es la que nos hace creadores cuando dejamos los conceptos a un lado. En los conceptos incluyo el juzgar, el analizar, la no atención.
No sólo a la empresa, sino a nosotros como individuos independientes se puede trasladar tu texto. También somos duros, a veces, con nosotros mismos y no vemos nuestras buenas cualidades.
Todos somos perfume y el tuyo querido amigo, Emig, hoy tiene un aroma especial.
Un abrazo y besos
MJ

mia dijo...

Tus entradas desprenden

una esencia muy fuerte!

Tus maderas huelen a sándalo

y mi gratutud se va de bálsamos

arropada,Gracias siempre

♥♥♥besos♥♥♥

Marinel dijo...

Todos somos perfumes porque el alma nunca duerme...¡precioso!
Conocía esto de internet y siempre que lo leo pienso que es un ejemplo perfecto de cómo debería ser una buena sociedad,de cómo deberíamos ser las personas.
No cabe duda de que ha de existir un orden,un sujeto que coordine las virtudes de los demás y unos demás que quieran sacar lo mejor de dentro para que todo sea armonioso y duradero, además de bello.
¡Qué ideal sería!
Gran reflexión amigo mío.
Besos grandes.

Emig dijo...

Hola Bacdiras! Así veo la mente a veces, cuando la contradicción aparece y la decisión se torna difícil en según qué cosas. Sin embargo, desde el orden, todo es más sencillo y práctico...
A mi me ha encantado leerte por aquí y tus palabras.

Un besillo también para ti!

Emig dijo...

Hola Pensadores. Siempre encantado de leeros y tengo pendiente pasar a veros... Saludos cordiales!

Emig dijo...

Estimada Mucha, gracias a ti. En realidad esta corta historia la encontré en la red y la guardé como un pequeño tesoro. A veces, revolviendo algún que otro baúl aparecen escritos como en papel casi de pergamino... y ce voilà :)

Emig dijo...

De ahí justamente Auxi, que la palabra esta de cualidades entienda que pasa desapercibida muchas veces. Tú misma la acabas de resaltar y es algo que debe estar en nuestros pensamientos aun cuando hay nubes...

Un abrazo!

Emig dijo...

Amiga Esther, haces que sonría de oreja a oreja cuando te leo...
Es hermoso conocerse y sentir unión por aquellas cosas que nos unen, que son más que las que nos separan, ¿verdad?
Lo hermoso siempre es un puente de unión. Hermosas son las cualidades que todas las personas llevamos, y gracias a ellas, quizás todo ser humano es especial, salvo cuando somos algo y pretendemos ser otra cosa. Por eso me gustó la carpintería...

Un beso, hermoso cielo.

Emig dijo...

Gracias a tí, Noche. El mundo se hace pequeño cuando el agradecimiento se hace grande...

Un beso, amiga.

Emig dijo...

Estimada Mª José. Quiero resaltar en mi comentario parte de tus palabras:

"En esencia somos perfectos y nuestro ser...nuestro YO grande nada necesita, nuestra alma no necesita del sueño, ella es la que nos hace creadores cuando dejamos los conceptos a un lado. En los conceptos incluyo el juzgar, el analizar, la no atención."

Lo hago porque he sentido que rozabas mi alma con ellas...
Infinitas gracias.

Un abrazo, amiga

Emig dijo...

Estimada Mía.
Tus bálsamos son mi orquesta cuando al pensar desde mis silencios, encuentro la composición de mis palabras porque también tu brisa hace de nota en ellas...

Mil besos.

Emig dijo...

Amiga Marinel. Tu comentario sobre "esto de internet" lo observo y vivo de una manera muy similar, siempre creciente y nunca se termina el caminar, cuando al leer, escribir, sientes que este cielo llamado blogs se dibuja casi cada instante, como marcando un nuevo ritmo del tiempo presente y quizá venidero...

Un gran beso.