feed

[Valid Atom 1.0]

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Musa


La sutilidad aprendida impulsa hacia lo desconocido.
¿Somos almas y personas a la vez?
En cualquier caso la jungla está servida, y el anonimato más allá de la amistad llama a la puerta. Se cierne sobre los pensamientos que parecen juglares, expertos malabares.
El reloj de los grandes engranajes está funcionando de nuevo, y se percibe su prodigiosa forma de medir el tiempo, gracias a la sonrisa evidente unida al fluctuante silencio.


Tic, silencio, tac, silencio... hermoso compás.

Latidos prudentes, así son en verdad... los de verdad.
Los otros no son de ningún reloj de grandes engranajes,
recuerdo con acopio y dolor sus ansiedades... menudos anclajes.

¿Es el vuelo en realidad una necesidad?

Primero tendré que preguntar o saber para no caer en necedad.
Mas no pregunto. Las cuestiones no son para esta era acuariana,

aquí y ahora toca vivir, buscar el ecuménico compás y la diana;
esa que día a día aparece traslúcida como sensación,
cuando el latir es el del corazón...

Primero fueron las formas, después las costumbres, muchas umbrías, cegadas y cerradas de cualquier paso en falso... ¿En falso? ¿De quien ha puesto la norma o de quien cae? ¿Existe mejor modelo o patrón que uno mismo? ¿Es necesario conocer más para vivir?

El auto-discurso de cada cual plagado de estereotipos resulta ya cansino...
Las verdes praderas siguen estando; amapolas, claveles, tulipanes, rosas y girasoles... bajo el mismo Sol.
Tan solo duda la mente porque duda el recuerdo. También los temores. Andares y temblores cuando lo subjetivo aparece; así la aurora nunca amanece, acaso perece cuando lo singular y sencillo es solo palabra pero no vivencia perenne...
¿Por qué al escribir tanta atención, casi invocación y prestos a vivir surge la dilación?
¿Por qué al leer la mente para y surge el tenor de la creación?

La mayor condenación vive en la fluctuación de la intención. Quizás la gran crisis proviene de la mayor demolición desde la sociedad, de lo esencial.
Pureza de mente es hoy llamada rareza demente. ¿Seguimos jugando a ciegos sin frente?
Menuda sapiencia si amor y color dibujaran mañana sin más todo ser viviente...

Emig

Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

19 comentarios:

Emig dijo...

Musa porque las hay, aparecen a veces en el camino y sin hablar, porque escriben, dicen algo del despertar, sin importar si es para un instante procaz, o será firmamento fugaz.
Mía es la soledad cuando eligo no andar. Mía es la alegría cuando sin buscar, desaparece la tribulación y aparecen pasos con la devoción del presente ahora...
Besos a tod@s.

ro. dijo...

'...Pureza de mente es hoy llamada rareza demente. ¿Seguimos jugando a ciegos sin frente?
Meduda sapiencia si amor y color dibujaran mañana sin más todo ser viviente...

Emig'


por lo cierto y Bello de estas No palabras, un Abrazo Emig.

Esther dijo...

Hola Emig! para mi la musa puede ser persona o elemento de la naturaleza, una simple flor me inspira o imaginarme en la playa disfrutando de la brisa..y tu última frase "Meduda sapiencia si amor y color dibujaran mañana sin más todo ser viviente" si se cumpliera que todos fueramos tocados por el pincel del amor nos haría ver todo un arcoiris de color y ver las cosas de una manera diferente,y al ser más felices seríamos mejores con el resto y con nosotros mismos..

Un beso y un abrazo

Bacdiras dijo...

Hola Emig!
Difícil de añadir algo, cuando se utiliza un lenguaje poético, que no sea sino una una evocación personal de una realdad interna tan sutil y tan compleja como la existencia misma.
Ella es lo único con lo que contamos ahora, la entendamos o no, la intuyamos como ilusión o no.
Lo demás son bellas palabras, aunque a veces necesarias y útiles. Al fin y al cabo, un medio más.
"¿Somos almas y personas a la vez?"
¿Tú qué crees? ¿O la respuesta no son más que "malabares"?
No lo sé realmente y no sé si, a pesar de ser fuente de bellos discursos, hermosas creaciones poéticas, sea útil saberlo.

Un beso

M.Jose dijo...

¿Es el vuelo en realidad una necesidad? Estamos inmersos en un abismo de búsqueda en la que a veces nos perdemos sin saber quienes somos, en un retorno por volver a encontrar nuestra esencia. Nos perdemos en está sociedad de consumo, nos olvidamos del "ser"....

Mía es la alegría cuando sin buscar, desaparece la tribulación y aparecen pasos con la devoción del presente ahora...
ESto es producto de: "No hay nada más hermoso que los latidos del silencio..."

Te he tenido que leer más de una vez porque es mucho lo que dices en este hermoso post, mucho y profundo, y en este lenguaje tan poético y bello....
Besos mil
MJ

Auxi dijo...

tic tac silencio...

y quién no ha encontrado una mus@ alguna vez que le inspire palabras y te haga SENTIR, quién?

un grandísimo abrazo

Marinel dijo...

Las musas son para mí esos pensamientos juglares que hacen malabarismos en el espacio infinito de la mente, que por otro lado, es a mi modo de ver;donde se funden el alma y el cuerpo proyectándose al exterior en completa libertad.
"La sapiencia si el amor y color dibujaran mañana sin más todo ser viviente"...como dices de forma tan linda, sería como ver por fin la inspiración que nace de la fusión de los efluvios intemporales de nuestro interior poético, extendida cual tapiz por este mundo terrenal y acuoso.
Sería como embellecer aún más lo bello,perfumarlo y adornarlo de la mano del corazón.Y todo esto con los ojos bien abiertos, sin jugar a ciegos sin frente.
La vida nos cerca con sus estereotipos cansinos, ya sean autoimpuestos o foráneos,y quizá al escribir es cuando la luz nos alumbra, nos despeja de tanta hipocresía,crueldad u opresión.
Quizá entonces de la mano de las musas es cuando por fin "somos" y no sólo "estamos".Quizá en esos momentos seamos almas y personas a la vez sin temor a caminar...sólo entonces...
Un beso.

La Gata Coqueta dijo...

Quien no se ha sentido musa alguna vez aunque fuese en un corto periodo de tiempo, por algún motivo muy relevante...

Besos y hasta pronto.

María dijo...

Emig:

Tengo que decirte que al leerte me has inspirado con tus palabras, porque tus palabras son un cántico al todo, ya que expresas muy bien tu sentir y lo sabes transmitir maravillosamente bien, en verdad te felicito, una vez más.

Musa es la inspiración que nos transmite quizá una melodía que entra surrada en nuestro oído.

Musa es el aroma de una flor, el sentir el latido del corazón, o el resurgir el fluir de nuestras venas.

Musa es una belleza interna que nos llega con palabras directas al corazón.

Musa es un cántico a la vida que resuena a través de unas campanas.

Musa es contemplar un atardecer viendo el reflejo del mar entre sus olas.

Musa es una mirada profunda, una sonrisa o una caricia.

Mil gracias por haberme inspirado en estos momentos con tus palabras.

Un beso muy grande, amigo mío.

mia dijo...

inclinada a tu noche

voy bebiendo tus etrellas

Y tuyas son aquellas

que sin querer derroches

se derraman,a mi paso.

Amanece,y huyo acaso?

♥♥♥besos♥♥♥

Emig dijo...

Gracias Ro. Un placer tenerte cercana.
Un abrazo

Emig dijo...

Amiga Esther... :) Coincido plenamente con tu frase escogida. A veces para llegar a ella son necesarias las demás. Ya ves, lo aparentemente sencillo de esto y lo complicados que somos a veces...

Un beso, cielo.

Emig dijo...

Hola Bacdiras!
Ya te mandé algo a tu buzón :)

La pregunta que extraes del post, para mí es una pregunta retórica y, creo, que el camino de cada ser humano va por ahí, es decir, que lo humano y lo divino llegue a ser una misma cosa...

Me encanta leerte. Besos

Emig dijo...

Estimada Mª José. Te expresas que da gusto abrirse de par en par y dejar entrar tus palabras... Para mí eres un referente de lo que somos los seres humanos, de esa búsqueda de ese camino... gracias.

Un fuerte abrazo

Emig dijo...

Hola Auxi!
Efectivamente. Ellas son el inesperado impulso que mueve, a veces montañas interiores...

Me encanta la alegría que trasmites!
Gracias mil!

Emig dijo...

Marinel... me has dejado sin palabras tras leerte. Sin palabras porque lo que dices, para mi interior es parte de su música cuando el silencio me acompaña, cuando estoy reflexivo y contento a la vez, cuando en vez de seguir buscando vivo el encuentro de lo que hay, sin ir más allá de nada...
Lo he dicho a veces y no me siento repetir, que me encanta tu forma de escribir.

Un fuerte abrazo.

Emig dijo...

Gata coqueta, hola!
Quien no se ha sentido, como quien no ha tenido las suficientes palabras para agradecer a una musa su silencioso hacer...

Besos y sí... hasta pronto!

Emig dijo...

Amiga María, miles de gracias a ti por tus palabras... ¿te das cuenta? Has pintado un hermoso cuadro y lo has trasmitido desde la cercanía que te caracteriza, haciendo que las palabras sean vuelo alto.
No solo me alegra tu visita, sino también tu compañía en este aparente encierro que a veces somos, y escribiendo, surgimos en el camino como parte de él.
Un gran beso, amiga mía.

Emig dijo...

Mia... :)

Apareces en mis comentarios,
entre líneas seduces mi interior,
me acercas a lo propio con amor.
Musa de la noche, luciérnaga fugaz.
Si no fuera así no sé si sería capaz,
de sentir todo el tiempo la cercanía
de lo hermoso que me haces cada día.

Un fuerte abrazo.