feed

[Valid Atom 1.0]

jueves, 8 de julio de 2010

¿POR QUÉ TEMEMOS TANTO A LA DEMOCRACIA?





De tanto en tanto aparecen escritos en los medios de comunicación que resultan ser de lectura obligada para quienes necesitamos respirar el aire del pensamiento libre, cercano al sublime. Este es un ejemplo de artículo de opinión que comparto en el blog para todas y todos. Entre sus líneas hay muchos motivos de reflexión que no encubren ironía, ni delatan ningún tipo de egoísmo. Hacen mención de la necesaria perseverancia que necesita la sociedad para llegar a vivir mejor, un vivir mejor que se traduce con la verdadera igualdad... Sólo que esto no debemos pedirlo a nadie sino crearlo cada cual desde lo cotidiano, y hacer que la Democracia sea una realidad palpable y trabajada por todos.

Emig

¿POR QUÉ TEMEMOS TANTO A LA DEMOCRACIA?


Los pueblos y las naciones con sus habitantes han pasado por toda clase de regímenes, cada situación nos ha traído una manera de gobernar y de enfocar los distintos problemas económicos, socio-culturales, religiosos y de toda índole. Pero los hombres, en el fondo tenemos impetrado un dictador en el fuero interno disfrazado de un color y una idea a la cual solemos llamarla libertad; pero lo que subyace es poder gobernar al precio que sea.
“El mar estaría calmo y tranquilo si los vientos no lo moviesen y turbasen, y el pueblo sería pacifico y dócil, si sediciosos oradores no lo pusieran en movimiento y lo subvirtieran.” (Bacon).
La demagogia o verborrea, que es como una mercancía que se vocifera desde los escenarios, pretende engañar a los individuos con florituras y humos que no son realidades de los problemas que nos aquejan, y nos tienen sumisos al grito de quien da más y lo hace mejor…
Mil excusas y razones se ponen en la palestra para vendernos las baratijas de no importa qué crisis: pero la crisis la padecen los más débiles; los políticos van cobrando sus sueldos, estos no ingresan en las filas de los parados, de los que sin remisión tienen que cerrar su pequeña empresa estando endeudados hasta el moño, y el que sale de una empresa difícilmente recupera su trabajo.
Así pues, la mal llamada democracia hace agua por todos lados y son pocas las voces que denuncian esta situación consentida, de anarquía instalada en nombre de la democracia; más bien estamos instalados en una partitocracia, donde unos tapan a los otros. Los nacionalistas sacan pingües beneficios en detrimento del que tenga que gobernar, y con pocos votos apoyan a los que lo necesitan, estos se venden por unas prebendas económicas, ¡claro que esto está contemplado en las leyes vigentes! Y a tragar sin rechistar…
¿Para cuándo se modificará la ley electoral? Y habrán listas abiertas y que cada ciudadano pueda votar a quien quiera sin necesidad de tragarse una lista entera sin mirar el color, sino a la persona más preparada y honesta. “La honradez y la utilidad son el fundamento de todas las acciones”. (Cicerón). Nunca he observado que la honradez de los individuos aumente su riqueza, sólo algunas manzanas podridas son los que dilapidan y se hacen ricos; estos deben de ser apartados de la vida política, sin contemplaciones. Pues las personas son dignas de elogio cuando su ética está por encima de su pensamiento político; estos trabajan por una sociedad mejor y más justa, son equitativos, no son altaneros, sino más bien tendrían que ser servidores de la humanidad.
Los individuos emplean la hipocresía para engañarse a sí mismos, acaso más que para engañar a los demás, y esto crea la desconfianza de los individuos, creando apatía y rechazo que se convierte en desilusión; son muchos los ciudadanos que no creen en el sistema político actual: o se crea otra clase política o el fracaso continuará.
Otra de las asignaturas pendientes en las incipientes democracias, es la justicia. Administrar recta justicia a todos, recompensando la virtudes y el patriotismo, castigando a quienes han infringido las leyes; es necesario más que nunca no hacer de la justicia un poder frívolo ni partidario, y dar a Dios lo que es de Dios y al césar lo que es del césar. ¿Cuándo seremos capaces de establecer la democracia y el sentido común entre los individuos?

José Tarrazó Durá


Blogalaxia Tags:
Etiquetas: , , , , , , ,

4 comentarios:

Pedro dijo...

Amén.
Espero sinceramente que este cambio se produzca pronto, para poder verlo y regocijarme con él. Aunque no veo mucho ímpetu en el común de la población, la mayoritaria clase aborregada.

Un abrazo.

Ana dijo...

Porque hay gente empeñada en acabar con ella. Al poder no le interesa. Por ejemplo:

Ayer, los casi 50 participantes del espectáculo ZERO RESPONSABLES, antes del
ensayo general, fueron reunidos e informados por parte del Vice Rector de
Cultura de la Universidad de Valencia, que Francisco Camps en persona, repito,
Francisco Camps, había llamado al Rector de la Universidad para que se
suspendiese la representación del espectáculo y las consecuencias que tendrían
los participantes si no se le hacía caso.

La Universidad le explicó que
aquello era un acto artístico, de libre expresión y de democracia; y que la
Universidad no iba a actuar como en los peores tiempos del Franquismo.
Aún así, la Universidad les comunicó a los participantes lo ocurrido para que
supiesen a lo que podían enfrentar si si seguían adelante.

Todos y todas los participantes decidieron continuar adelante pese a que es muy probable que
ahora empiecen a caer actores y actrices de repartos ya establecidos y acciones
similares a las que ya nos tiene acostumbrada nuestra amiga y mujer preocupada
por el sector Inmaculada Gil Lázaro. (Desaparición de los premios de Teatres,
cambio de nombre de Festivales, censura, mentiras, programación de sus amigos, y
demás lindezas...).

Creen los participantes, que las razones de esto, ha sido la nota de prensa enviada a los medios invitando a asistir al pase gráfico que ha llegado a las manos del equipo de Camps en donde se leía un fragmento de
la obra. Por lo visto, Camps, cuando leyó el fragmento entró en cólera, y en lugar de recibir a las víctimas del accidente, (que es lo que llevan esperando desde hace cuatro años), ha intentado parar y censurar este acto.

Auxi dijo...

El sentido común... si nos dejáramos llevar por él, tal vez la democracia no sería solo una palabra.

Que alegría tener un ratito para poder leerte.

Un abrazo querido Amigo.

alma dijo...

Pasé a saludarte.
Un abrazo